La Fenpruss se reunió con senador Zaldívar para aunar esfuerzos con parlamentarios del Maule y pedirle al ministerio de Salud que cumpla compromiso de enviar recursos prometidos.

Preocupación existe dentro de la agrupación de trabajadores del Hospital de Talca, quienes a diez meses de ocurrido el terremoto que azotó a gran parte del país aún detectan grandes falencias en la atención de salud en el principal recinto de la región. Al respecto, la directiva de la Fenpruss inició una serie de reuniones con autoridades que les permitieran acelerar y concretar el proceso de ayuda que les fue prometida.
Para el dirigente Fernando Herrera, las constantes denuncias públicas que han hecho sobre las reales condiciones laborales en las que se encuentran aún no surten efecto, reiterando que “son situaciones que son difíciles de resolver, hay una estructura física muy disminuida con respecto a lo que teníamos antes del terremoto y hay mucha incomodidad para nuestros pacientes. Hasta el momento, este año después de la catástrofe hemos estado principalmente trabajando en base a donaciones”.
A esto, se suma el anuncio de un posible retraso en el término de la construcción del nuevo hospital regional cuyo proceso de adjudicación de las obras fue retirado de Contraloría por el Ministerio de Salud, tras impugnarse la licitación de éste. Así, la atención de pacientes sigue dándose bajo precarias condiciones “nos trasladamos al CDT (Centro de Diagnóstico Terapéutico), tenemos el hospital italiano donde se están haciendo las cirugías, pero sabemos que en la asistencia pública hay falta de cirujanos y hay algunos pacientes que se derivan a la casa del padre Manolo. La asistencia pública está colapsada, en la maternidad hay camas cada medio metro, además de altas precoces de enfermos”, afirmó Herrera.

Por ello, es que la Fenpruss de Talca, en reunión con el senador Andrés Zaldívar, solicitó que los hospitales de la Séptima sean declarados en estado de emergencia o catástrofe, que se de un impulso económico extraordinario de parte del Gobierno y se establezca un comité superior de autoridades que analice el problema de la atención de los pacientes.
En este sentido, Zaldívar indicó que conversará con el ministro Jaime Mañalich y con los parlamentarios del Maule Norte de todos los sectores a fin de crear un frente común en defensa de la salud pública. “Hace falta que se haga una inspección real de cómo está el Hospital y por eso propondré a los diputados que visitemos el recinto en todas sus áreas para que el ministerio reciba un informe de lo que aquí está pasando”, señaló.

De concretarse este recorrido, la presidenta de la Fenpruss Talca, Ivette Acevedo, asegura que “la ciudadanía verá lo que está ocurriendo realmente en la región, específicamente en el hospital de Talca. Que los usuarios estén en conocimiento de cómo se está funcionando porque a veces nosotros somos desprestigiados, la administración pública es desprestigiada, pero tienen que ver las condiciones en las que estamos trabajando ahora. Queremos que la gente se de cuenta y se tome a la región y al hospital de acuerdo a lo que estamos viviendo, un periodo de catástrofe”.

Deja un comentario

Deja un comentario