Alcanzar mayores estándares de calidad, asesoría técnica y seguridad de precios son algunas de las ventajas que ofrece el programa de Alianzas Productivas, que ejecuta INDAP junto a empresas privadas y agricultores.
Como una manera de generar instancias de trabajo conjuntas entre las empresas que demandan materias primas y los pequeños agricultores que las producen, INDAP ha impulsado el desarrollo del instrumento Alianzas Productivas.
Se trata de uno de los ejes estratégicos de la gestión de este servicio del agro y parte importante del Plan Maule 2011-2014 presentado recientemente por el Presidente de la República, Sebastian Piñera.

Actualmente en la región existen 22 alianzas productivas de los rubros apícolas, vinos, hortalizas y berries, que involucran a 921 pequeños agricultores.
Una de estas empresas es Vital Berry, ubicada en el sector de Orilla de Maule en Yerbas Buenas, quien desde el año 2009 desarrolla una alianza productiva junto a 50 pequeños productores frambuesas, con quienes a la fecha ha materializado un programa de asesoría técnica de parte de profesionales de la empresa, buscando alcanzar los estándares exigidos por los mercados internacionales.

Ingrid Saavedra, directora regional de INDAP, señalo que este modelo de trabajo favorece el desarrollo de proyectos comerciales innovadores y permite construir una relación de confianza y fidelización entre las partes involucradas, lo que resulta altamente favorable, particularmente en tiempo de inestabilidad de precios.
En una visita a las instalaciones de la planta de Vital Berry la directora de INDAP dialogó con los ejecutivos de la empresa y con representantes de los productores que integran esta alianza productiva.

Sergio Briones, agricultor del sector de San José Oriente de la comuna de Yerbas Buenas y miembro del programa señaló su satisfacción por como se ha desarrollado este instrumento de fomento productivo, tanto en el ámbito de la asesoría técnica como en el área de la comercialización, lo que les ha permitido trabajar con mayor tranquilidad, pese a que los precios han estado por debajo de sus expectativas. “La verdad es que ha sido un gran apoyo y nosotros hemos experimentado un gran cambio, estamos aprendiendo mucho con el apoyo de los técnicos y estamos muy contentos con esta posibilidad de trabajar con la empresa”.

Hector Comparini, gerente de producción de Vital Berry Marketing, destaca que a la fecha y tras más de 2 años de que se inició esta alianza, el proceso ha resultado positivo, porque lo que se busca es contar con fruta de calidad y donde se incorporen sistemas de producción que otorguen seguridad en la inocuidad del producto. “Existe mucho producto del que no se conoce de dónde viene y nosotros necesitamos tener y acreditar un sistema de trazabilidad y a través de este programa sabemos de dónde proviene la fruta que nosotros mismo asesoramos y eso nos da garantía de que se trata de productos sanos.”

Además destacó que este sistema de trabajo otorga a los productores mayor seguridad de precio y de entrega de su fruta, la cual retiran a los agricultores en cada uno de sus predios, ubicados en las localidades de Semillero, Santa María de Arquén, Maitencillo y Peñuelas, en la comuna de Yerbas Buenas.

Los agricultores han desarrollado una pauta de trabajo que contempla charlas y talleres, asesoría en el huerto y la entrega constante de información de utilidad para ellos.

El instrumento de alianzas productivas es financiado en un 70% por INDAP, durante el primer año de ejecución, el resto es aportado por las empresas y desde el desde el 2º al 3º año los agricultores deben aportar con un 5% del costo total de la alianza. A través de estos recursos se financian las asesorías técnicas que reciben los productores, la realización de talleres, giras técnicas, capacitaciones, análisis y apoyo a la formulación de proyectos de inversión que pueden postular a los diferentes servicios de INDAP.

Deja un comentario

Deja un comentario