Se trata del último facultativo que atendió en diciembre del 2008 a Blanca Monsalve Monroy de 50 años y quien finalmente perdió la vida. La mujer luego de pasar por varios médicos en los consultorios de Talca con síntomas de una colecistitis aguda (inflamación de la vesícula biliar), llega el 14 de diciembre hasta la Unidad de Urgencia del Hospital Regional donde es examinada por el médico cirujano Héctor Contreras Morales. El profesional registra en la ficha de atención los procedimientos ejecutados y le señala seguir la atención en el consultorio de su sector. Pero la mujer producto de las complicaciones vuelve al centro asistencia al día siguiente y es el mismo médico quien la atiende y le receta evaluación por posible cirugía. La mujer finalmente fallece el 16 de diciembre a pesar de los esfuerzos médicos.

“Finalmente ingresa de urgencia al hospital regional el mismo día 15 de diciembre donde se intenta realizar todas las maniobras necesarias para salvarle la vida. Se le interviene quirúrgicamente, que era lo que correspondía hacer al igual que una ecotomografía abdominal, el hospital tenía los medios para haberlo realizado, sin embargo el último médico que la atiende que es el señor Contreras omite realizar esta actuación. Como consecuencia de ello el estado de salud de la víctima se agrava y fallece como consecuencia por peritonitis generalizada, una sepsis”, afirmó el fiscal Ángel Ávila a cargo de la investigación quien formalizó de cargos al imputado por el delito de negligencia médico con resultado de muerte fijándose una plazo de investigación de cuatro meses.

El fiscal Ávila resaltó que la investigación recién comienza ya que no sólo se investiga la atención recibida por la víctima en el Hospital Regional sino que también todo lo vivido en el Consultorio del sector Carlos Trupp hasta donde acudió a lo menos en unas cinco oportunidades sin que tampoco pudieran diagnosticar la grave enfermedad que padecía y por la cual finalmente pierde la vida.

Deja un comentario

Deja un comentario