Se trata de un trastorno que afecta a personas de todas las edades y se traduce en riesgos de desnutrición y de contraer infecciones e incluso morir.

Personas de cualquier edad pueden padecer de alteraciones que les dificultan o impiden ingerir alimentos por vía oral con normalidad, lo que suele afectar su estado nutricional y calidad de vida. El tema, será materia de análisis en el curso taller “La deglución en el ciclo vital”, que se realizará el 7 de octubre, organizado por la Escuela de Fonoaudiología de la Universidad de Talca.

La especialista Michelle Von Debschitz, de la Universidad de Georgia, Estados Unidos, y los expositores chilenos Horacio Faúndez, Ezequiel Plaza, Belén Briceño, Felipe Henríquez, Claudia Montoya y Soledad Márquez, estarán a cargo de las ponencias sobre aspectos como el abordaje médico de las personas con ese tipo de trastornos y la intervención en pacientes críticos. Además analizarán ventilación, abordaje respiratorio y motricidad; trastornos deglutorios en enfermedades neurodegenerativas; alteración de la deglución y patología vocal; trastorno de la deglución asociada a alternaciones musculoesquelética, y manejo hospitalario: experiencia clínica.

Según explicó el director de la Escuela de Fonoaudiología, Ezequiel Plaza, en las personas con problemas de deglución, sus músculos faciales, lengua, mandíbula y faringe no funcionan adecuadamente, impidiendo una normal succión, masticación y tragado de los alimentos. Ante esta dificultad, algunos pacientes deben ser alimentados por una vía alterna, a través de una sonda.

En cualquier edad
Este trastorno, que también se denomina disfagia, se puede presentar en personas de todas las edades y respecto a su origen, el académico precisó que puede ser diverso. “Se observa como consecuencia de traumatismos, enfermedades degenerativas de la musculatura y aquellas que involucran al sistema nervioso”, expresó.

A su juicio, el principal riesgo es la aspiración de alimentos hacia la vía aérea, es decir la traquea y pulmones, lo que puede producir infecciones de alto riesgo para los pacientes, con consecuencias fatales en casos extremos.

Respecto al rol del fonaudiólogo en la atención de las personas son disfagia, afirmó que es el profesional del equipo de salud que posee las competencias para evaluar de manera específica esas alteraciones, y diseñar un plan terapéutico para regularizar la vía oral como forma de alimentación. “Un ejemplo de este trabajo es la rehabilitación de estos trastornos en los adultos mayores, que es una preocupación actual a nivel mundial dado el envejecimiento de la población general”, indicó.

El curso se realizará en el Centro de Eventos Lircay de Talca y las consultas e inscripciones pueden realizarse al teléfono 071- 201600

Deja un comentario

Deja un comentario