Reforzar la prevención de enfermedades de verano, con el objetivo que la comunidad consuma alimentos de forma segura. Por ello, la Autoridad Sanitaria llegó hasta el Centro Regional de Abastecimiento (CREA) en Talca, en una fiscalización integral desde mariscos, carnes hasta frutas y verduras, de paso se entregó folletería de prevención a feriantes y consumidores.

La Seremi de Salud, Valeria Ortiz, encabezó la inspección que comenzó en el sector de pescados y mariscos. “Toda venta de mariscos y pescados se han ajustado a las normativas y temperaturas, están frescos, la disposición y orden ha estado todo bien, en otras zonas, principalmente en la costa hemos encontrado venta de alimentos elaborados que no debe ocurrir, porque no está la autorización sanitaria para ellos, por eso queremos dar sugerencias, que las personas compren en lugares establecidos y autorizados, que sean cocidos, lavarse las manos, no mezclar alimento cocidos con los crudos”.

El Vibrio Parahaemolyticus es una bacteria entérica, cuyo hábitat natural son las costas marinas, la transmisión se produce por la ingestión de mariscos crudos o mal cocidos, especialmente bivalvos (ostras y almejas principalmente). También, se puede transmitir por contaminación cruzada con otros alimentos debido a la manipulación incorrecta de mariscos crudos.

La Seremi resaltó las intensas fiscalizaciones que se realizan en la costa del Maule. “Hemos estado en terreno durante toda la semana incluido el fin de semana fiscalizando, entregando información, nuestro equipo de promoción y participación ciudadana ha estado por la costa, vamos a seguir durante todo el verano porque sabemos que es una necesidad y no queremos tener intoxicaciones durante el verano, no queremos que hayan más personas enfermas de la guatita, porque queremos que tengan un verano tranquilo”, acotó Ortiz.

Mientras los mariscos pasaron la prueba en recinto CREA, los fiscalizadores continuaron con las carnicerías del sector, la comunidad que compraba sus productos, manifestó su aprobación a la fiscalización. “Me preocupo mucho de consumir alimentos sanos, considero que es bueno que la Autoridad Sanitaria este fiscalizando el CREA, para optimizar el tema de salud y preocuparnos nosotros mismos de alimentarnos bien para que no nos vayamos a enfermar, en mi casa se lavan bien las verduras y los mariscos se consumen cocidos”, acotó Rosa López. Sonia Bravo, comparte la misma impresión “me parece muy bien que la Seremi fiscalice estos locales, porque tienen que ser muy bien supervisados, ya que hay miles de personas consumiendo y comprando los productos, yo lavo muy bien los productos, los desinfecto y así al consumirlo están sanos”.

La presentación clínica habitual por consumo de maricos contaminados es la de un cuadro diarreico agudo y en ocasiones hemorrágico, acompañado de náuseas, dolor abdominal cólico y a veces fiebre. El período de incubación del cuadro gastrointestinal es de 24 a 72 horas, siendo la muerte un desenlace muy poco frecuente.

Deja un comentario

Deja un comentario