La última encuesta realizada por el Centro de Estudios de Opinión Ciudadana (CEOC) de la Universidad de Talca, dejó de manifiesto que los maulinos apoyan especialmente el fin al lucro y del copago en lo que será la Reforma Educacional, pero no el término de la selección de alumnos, aunque consideran esto último como discriminatorio.
Recientemente se firmó el proyecto de ley que pone fin al lucro en la educación escolar -sumándose a la norma que ya rige en la universitaria-, el término gradual del copago en los establecimientos particulares subvencionados y el fin de la selección para el ingreso de alumnos.
Estos puntos centrales formaron parte de las preguntas realizadas por el CEOC de la UTalca, mediante un sondeo telefónico realizado a 461 maulinos, entre el 22 y 26 de junio.
Del total de encuestados, el 74,6% dijo que tiene o ha tenido hijos escolares. De este porcentaje, el 31,7% dice que sus hijos han asistido a establecimientos municipales, el 49,9% a particulares subvencionados y el 18,4% a particulares pagados.
Sobre el fin del lucro, 80,0% está de acuerdo con eliminarlo en colegios con fondos públicos, versus el 30,6% que opina que los dueños de dichos establecimientos pueden percibir lucro de sus establecimientos.
Sobre el copago, el 70,8% señala que no se debe cobrar aporte del apoderado además de la subvención del Estado, mientras que el 50,3% indica que el copago es importante para la calidad de la educación.

EXPECTATIVAS
Según el rector de la UTalca, Álvaro Rojas, el tema del lucro en la educación «es percibido como un área que no es de emprendimiento, de rentabilidad. En la formación de los cuadros futuros del país en materia de educación básica, profesional, etc., no es visto con simpatía que en ese esfuerzo -que es claramente social-, exista lucro. Solamente un 20% de los entrevistados está en desacuerdo, eso más allá de las proporciones en las cuales se representa a la Nueva Mayoría, por una parte, y la oposición, por otra, es un tema trasversal, y que en general, provoca expectativas de que acabar con el lucro puede mejorar la educación. Ese es un tema que está señalado por diferentes actores relevantes de la educación que señalan que, claramente, el lucro afecta su calidad».

Rojas agregó que «creo que mucha gente no se quería ir del sistema público de educación, pero el abandono del sistema público terminó por deteriorar su calidad y la gente, el chileno promedio, estima que lo más importante que puede heredar a su hijo es un apoyo en la educación, y si el Estado no es garante de eso, hizo un esfuerzo por irse a la educación subvencionada -o la educación subvencionada eligió a esa familia para hacerla meritorio de su educación-, y eso exigió también hacer un copago. Curiosamente, el país marchaba a un sistema obligatorio de educación cuasi privada, no pública».
Medardo Aguirre, director del CEOC, dijo sobre los resultados de esta encuesta, que “el gobierno de Michelle Bachelet asumió con grandes expectativas de la ciudadanía en cuanto a las reformas que el modelo necesita, sean estas al sistema político, en educación, en salud. Fueron justamente los movimientos sociales los que marcaron la agenda de las pasadas elecciones presidenciales y parlamentarias. En este contexto, saber qué piensa la ciudadanía de las propuestas de gobierno es fundamental para marcar el camino de acción, sobre todo del oficialismo, que con el correr de los días se ha ido enredando en una serie de discrepancias y matices, como dicen algunos”.

CONTRADICCIÓN
El tópico que registra un eventual rechazo es la selección para el ingreso de alumnos. El 57,3% de los encuestados dice que no respalda el fin de la selección de alumnos, 62,3% señala que preferiría enviar a sus hijos a un colegio que selecciona a sus alumnos, pero, contradictoriamente, el 60,1% está de acuerdo con que la selección es una medida discriminatoria.
El rechazo a la selección incluso es apoyado por los padres que tienen o han tenido hijos en establecimientos municipales: 54,4% señala no estar de acuerdo con eliminar selección versus 45,6%. Los mismos que en un 56,7% señalan que preferirán enviar a sus hijos a un colegio que seleccione a sus alumnos.
El rector Rojas analizó aquello señalando que la marcha realizada la semana pasada en contra del fin de la educación particular subvencionada, «la leería en contra de las señales que se han dado, particularmente, por la educación subvencionada, donde algunas familias se sienten amenazadas por el término de la educación subvencionada. Las señales que uno puede leer es que la marcha contra la reforma no fue contra la reforma, es contra el copago. Por lo menos siete de cada 10 maulinos están contra del copago y ocho de cada 10 maulinos están en contra del lucro».

¿MEJOR EDUCACIÓN?
Además, se consultó a los encuestados si creían que la reformas en estos puntos lograría mejorar la educación actual: sólo el 37,1% señaló que la no selección a los alumnos mejoraría la educación mientras que prácticamente la mitad de los encuestados (49,8%) dice que esto la empeorará.
En cuanto a la eliminación del copago un 59% señala que esto mejorará la educación, 21,0% que la empeorará y 20,0% considera que no cambiará en nada. El 43,7% dice que terminar con el lucro mejorará la educación versus 36,9% que señala que la empeorará.

Deja un comentario

Deja un comentario