Familias que viven en campamentos aumentaron 74% en un año y medio

En un 74 por ciento han aumentado las familias que viven en campamentos desde 2019, de acuerdo a un catastro realizado por Techo-Chile y la Fundación Vivienda (FV), que levantó datos entre octubre de 2019 y febrero de este año.

Según indicaron en un comunicado, el estallido social y la pandemia produjeron un explosivo aumento en el número de familias viviendo en este tipo de asentamientos, llegando a un máximo histórico.

La medición plantea que hay un total de 81.643 familias habitan en 969 campamentos en el país, siendo éste el dato más alto desde el año 1996. Al comparar estas cifras con el catastro del Ministerio de Vivienda de 2019, se registra un aumento de 73,5 por ciento en la cantidad de familias, y de un 20,3 por ciento en el número de asentamientos.

LA INICIATIVA “CIEN MÁS CIEN”

Uno de los principales problemas para estas familias es el acceso a servicios básicos, recibiendo solamente un 6,7 por ciento de ellos agua potable, un factor que está considerado en el plan “Cien más Cien” que está implementando el Gobierno para cerrar campamentos.

El subsecretario de Ministerio de Vivienda y Urbanismo, Guillermo Rolando, comentó que “Como cartera lanzamos hace algunas semanas, y lo venimos trabajando desde el segundo semestre del año pasado, un programa que es bastante más robusto desde el Ministerio de Vivienda y Urbanismo que se llama ‘Cien más Cien’, que implica poder cerrar 100 campamentos en un año”, señaló la autoridad, consigna Cooperativa.

“Y la segunda parte es en cómo trabajar en la habitabilidad transitoria de las familias en campamentos mientras esperan la vivienda definitiva: El acceso al agua potable, temas de salubridad, como también de luminarias transitorias en estos asentamientos precarios, de modo de mejorar los estándares de vida de las familias”, añadió.

FAMILIAS MIGRANTES EN CAMPAMENTOS

Actualmente hay 25 mil familias migrantes viviendo en campamentos, correspondientes a un 30 por ciento del total, cifra que se mantuvo en proporción a la medición de 2019.

“El 50 por ciento de las familias que llegan a vivir a campamentos son familias que declaran, fundamentalmente, razones de índole económica o laboral, ya sea porque perdieron su trabajo, bajaron sus ingresos o subió el precio de su arriendo”, indicó Pía Palacios, directora del Centro de Estudios Socioterritoriales (CES) de Techo-Chile y FV.

“Esto da cuenta de un máximo histórico en cuanto a las cantidad de familias viviendo en campamentos en este último año, un peak de creación de campamentos posterior al estallido social y antes de la pandemia. Esto no quiere decir que en pandemia no se hayan formado campamentos, sino que se crean de igual forma pero en menor medida que lo que pasó en el último trimestre del 2019 y el primero del 2020”, añadió.

“Esto no se da de la misma forma en todo el territorio nacional. Destacan: La Araucanía, la Región Metropolitana, Arica y Parinacota, y Valparaíso por el número bruto de familias que llegaron a vivir ahí”, agregó.

Sebastián Bowen, director de Techo-Chile, planteó que “esa enfermedad es la realidad visible y las cerca de 82 mil familias viviendo en ellos es una cifra que nos duele y estremece, pero también hay una realidad invisible, que son más de 500-600 mil familias las que hoy necesitan una vivienda en nuestro país, que viven allegadas o hacinadas y muchísimas más si consideramos las que están bajo arriendos informales o abusivos. Y si no damos frente a esa problemática, el problema de fondo no podrá ser resuelto”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *