23 felices usuarios y usuarias formaron parte de los programas “Cultivando Hábitos – Autoconsumo” y “Habitabilidad” que, en conjunto, implementaron una serie de mejorías y avances en sus casas para fortalecer la comodidad y economía del hogar

En dependencias de la Casa del Adulto Mayor de Molina se desarrolló la ceremonia de cierre y certificación de los Programas “Cultivando Hábitos – Autoconsumo” y “Habitabilidad” que, en conjunto, favorecieron a 23 usuarios FOSIS pertenecientes a los programas Ingreso Ético Familiar, Puente y Chile Solidario de dicha comuna.
Gracias a un presupuesto que en ambos programas superó los 18 millones de pesos aportados por el Gobierno de la Presidenta Bachelet, las iniciativas fueron ejecutadas por el FOSIS y profesionales del área social del municipio de Molina, plasmando mejorías tales como reparaciones y ampliaciones de casas, instalaciones eléctricas y la entrega de insumos y materiales necesarios para implementar en sus respectivos patios “tecnologías” agrícolas que posibiliten su propia producción de frutas y hortalizas en invernaderos, además de gallineros y hornos mixtos.

CAMBIO DE VIDA
El Director Regional del FOSIS, Gonzalo Uribe, explicó que el Programa Habitabilidad “favoreció a tres familias con un mejoramiento de sus viviendas gracias al equipamiento o implementación de diversos servicios básicos, traducidos en instalación del sistema y los artefactos eléctricos, mejoramiento de baños, ampliaciones de habitaciones o viviendas, entrega de juegos de loza y vajilla, y adquisición de ropa de cama, entre otros avances, por una inversión de 8 millones 925 mil pesos”.
Respecto del Programa “Cultivando Hábitos – Autoconsumo”, Uribe agregó que fueron “veinte familias las que recibieron distintas herramientas para producir en sus patios sus propios alimentos, en base a nuevos invernaderos, camas de cultivo, hornos y/o gallineros, con el objetivo de sembrar y cosechar sus frutas y verduras como asimismo elaborar pan amasado, tortillas y empanadas, entre otros, de manera de contribuir a una alimentación sana del hogar y convertirse en una fuente de ingreso al comercializar dichos productos”. Este programa tuvo una inversión de 9 millones 600 mil pesos.

OPORTUNIDADES
El Seremi de Desarrollo Social, José Ramón Letelier, destacó que este tipo de programas “se está replicando en las 30 comunas del Maule, con similares características, inversiones e impacto. Lo importante es que al margen del número o cifras por comuna, esto se está haciendo con mucha calidad y preocupación, en el sentido de que los materiales y los insumos que otorgamos son los mejores y también los profesionales y quienes trabajan directamente con nuestros usuarios son los más competentes. Así contribuimos a la comodidad, a tener mayor dignidad, calidad de vida y al fortalecimiento de los hábitos alimenticios saludables a través de la autoprovisión de alimentos sanos, mejorando integralmente las condiciones de vida de cientos de familias que también podrán generar ingresos al vender los distintos productos que obtengan de sus trabajos o cosechas”.

Deja un comentario

Deja un comentario