Lo que en un principio surgió como una advertencia con el correr de los días se transformó en un hecho: la acusación constitucional que un grupo de diputados de oposición prepara en contra del Presidente Sebastián Piñera.

El llamado que realizó Pamela Jiles fue atendido, primero, por sus compañeros humanistas y Felix González del Partido Ecologista Verde (PEV), a lo que ahora se sumaron el Partido Comunista, Comunes y Convergencia Social, que este domingo comprometieron sus firmas para llevar adelante el libelo.

Con esto, los impulsores ya cuentan con los respaldos de los tres diputados del PH (Jiles, Tomas Hirsch y Raúl Alarcón), uno del PEV (González), nueve del PC (Daniel Núñez, Karol Cariola, Camila Vallejo, Boris Barrera, Amaro Labra, Hugo Gutiérrez, Carmen Hertz, Guillermo Teillier y Marisela Santibáñez), cuatro de Convergencia Social (Gael Yeomans, Gabriel Boric, Diego Ibáñez y Gonzalo Winter) y dos de Comunes (Claudia Mix y Camila Rojas), además del apoyo del independiente Esteban Velásquez.

Poco después, Revolución Democrática se adhirió y puso a su disposición el respaldo de sus siete parlamentarios (Maite Orsini, Giorgio Jackson, Natalia Castillo, Catalina Pérez, Miguel Crispi, Pablo Vidal y Jorge Brito). De esta forma, ya están las firmas necesarias (10) para iniciar la acusación constitucional en contra del Mandatario, a lo que también se agregaría el ministro del Interior, Andrés Chadwick, a quien apuntan por su presunta responsabilidad en las violaciones a los Derechos Humanos que, según denuncian, han ocurrido en medio del estado de emergencia.

«No permitiremos que se pretenda imponer una supuesta normalidad para abrir paso a la impunidad», señaló Vallejo para anunciar su respaldo al libelo, mientras que Boric enfatizó en que iniciarán el proceso «por las graves violaciones a los DD.HH. cometidas durante las últimas jornadas».

Considerando que la acción está en proceso y que aún falta que se redacten los capítulos acusatorios, se espera que el libelo sea presentado la primera semana de noviembre en la Cámara. Sin embargo, desde el entorno que prepara la acción reconocen que es «compleja» su tramitación en el Congreso.

Según comentaron a Emol fuentes que están impulsando la acusación, el hecho de que se requiera la aprobación de la mayoría de los diputados en ejercicio (78 votos) hace casi imposible que avance, teniendo en cuenta que la DC e incluso el PPD y el PS no se han mostrado a favor.

Los mismo pasa en el Senado, ya que en caso de que el libelo supere su primera valla legislativa necesitará de dos tercios de los senadores en ejercicio (28 votos) para que se llegase a concretar.

La idea, según dicen, es más bien entregar un mensaje comunicacional por los abusos que se han producido durante los últimos ocho días de protestas, y por la forma en que el Mandatario y el titular de Interior han manejado la crisis que explotó en el país.

Deja un comentario

Deja un comentario