La conveniencia de que los exportadores chilenos busquen mercados en países emergentes manifestó el economista Arcadio Cerda, académico de la Facultad de Ciencias Empresariales de la Universidad de Talca, al referirse a las repercusiones de la crisis europea en nuestro país, producto de la cual prevé una menor demanda de nuestros productos. A la vez, recomendó a las personas evitar endeudarse por adquirir bienes suntuarios.

Cerda, director del Centro de Desarrollo Empresarial (CEDEM) de la UTALCA, indicó que la corrección a la baja de la tasa de crecimiento de Chile, de 4,5 a 4,2 por ciento, es el resultado de la crisis económica que están enfrentando especialmente países de Europa como Grecia, España, Portugal e Italia, derivada de los déficit fiscales producto de una débil gestión pública. “Lo anterior, sin lugar a dudas afectará a las economías de los países emergentes y, entre ellos a Chile. La tendencia a la baja se mantendrá por los próximos dos años, dado que existe mucha incertidumbre a nivel mundial, lo que se refleja claramente en los índices accionarios de muchos países que nuevamente están en valores cercanos a los que había para la crisis financiera”, observó.

En este escenario, afirma que inevitablemente Chile se verá afectado, debido a que un menor crecimiento en Europa conlleva una menor demanda de esos países por las exportaciones chilenas. “Sería conveniente que los exportadores busquen mercados en los países emergentes, que hasta ahora no se han visto tan afectados. Además, dada la buena situación financiera del país, derivada de una buena gestión de los recursos públicos, al igual como ocurrió con la crisis financiera, Chile podrá salir relativamente bien de la situación de crisis internacional. Lo que si se verán afectados, nuevamente, son los fondos de pensiones”, advirtió.
Empleo y dólar
Al profundizar en el tema, sostuvo que la economía seguirá creciendo y, por lo tanto, la tasa de empleo debiera aumentar, aunque lo que ocurra con la tasa de desempleo dependerá de lo que suceda con la fuerza de trabajo. En cuanto al precio del dólar, precisó que su comportamiento depende de indicadores externos de crecimiento, de la estabilidad económica e incluso conflictos armados, entre otros factores. “Dado que aún hay problemas económicos serios en algunos países, el dólar debiera fluctuar en alrededor de los 500 pesos”, afirmó

Respecto a la situación de las finanzas personales, el profesor Cerda precisó que, tanto en épocas de crisis como normales, hay que ser muy cuidadoso y no endeudarse en demasía, “evitando hacer compras suntuarias cuando los ingresos son poco estables o el nivel de endeudamiento es muy alto. En crisis, lo anterior es aún más relevante, dado que aumenta en algunos sectores la probabilidad de ser despedido”.

Finalmente, en relación a las razones por las cuales las grandes economías europeas no han podido controlar la crisis, explicó que los niveles de deuda son muy altos y, además, los apoyos que han brindado a los países afectados “llevan amarradas medidas que son socialmente poco aceptadas y generan muchas inestabilidades en los gobiernos y pérdida de adhesión popular”.

Deja un comentario

Deja un comentario