Expertos llaman a potenciar seguridad eléctrica en el hogar

Expertos llaman a potenciar seguridad eléctrica en el hogar

Sagrada Familia se suma con todo en noviembre a la campaña Teletón
Sence y Gobierno Regional impulsan capacitación y emprendimiento de adultos mayores en El Maule
Linares cuenta con moderna máquina perforadora de pozos

El uso de hervidores de agua, calefactores o la limpieza de canaletas en los techos encierran un potencial peligro de electrocución que exige a dueños de casa y padres a poner más atención en instalaciones y cuidados.

Un llamado a extremar las medidas de seguridad en materia de electricidad en el hogar realizaron expertos, ante la inminente llegada del otoño e invierno, que obliga a estar más tiempo dentro de las casas y a utilizar más artefactos eléctricos.
Las recomendaciones apuntan principalmente a tomar en cuenta la peligrosidad de instalaciones en mal estado y de la combinación agua-electricidad.
El uso de hervidores de agua eléctricos, que está tan masificado, también exige poner atención en la estabilidad del aparato, y que esté ubicado en un lugar seco. Además, se aconseja no desenchufar tirando del cable, pues se puede provocar un cortocircuito y daño en la instalación. Adicionalmente, con la restricción al uso de calefactores a leña comenzó en 2017, se espera un aumento en el uso de calefactores eléctricos y aire acondicionado, los cuales exigen un mayor consumo en los circuitos.
“Las personas deben tomar en serio la electricidad, ser precavidos y sobre todo, observar”, indicó Álvaro Jiménez, subgerente técnico de Luzlinares-Luzparral. “Es importante revisar el estado de las instalaciones eléctricas preocupándose y revisando enchufes, portalámparas y, especialmente, verificar la protección diferencial que es la que nos protege cuando hay contacto de personas con los circuitos o fugas de corriente eléctrica por instalaciones defectuosas, cortando el suministro automáticamente”.
El profesional también puso el acento en no sobrecargar los circuitos, es decir, evitar utilizar simultáneamente artefactos de alto consumo como el hervidor eléctrico, la secadora de ropa y la plancha, por ejemplo. Las ampliaciones de las casas también deben ser supervisadas por instaladores autorizados por de la Superintendencia de Electricidad y Combustibles (SEC) quien coordinará con la compañía de electricidad correspondiente la factibilidad de aumentar la potencia si es que es necesario, con el fin de evitar sobrecargas.
“Otra recomendación es que los artefactos se encuentren en buen estado, especialmente el cable y enchufe, que no deben tener uniones artesanales, calentarse ni estar derretidos, pues eso significa que tiene conexiones sueltas y se deben reemplazar”, detalló.
En Chile, el 3% de las quemaduras en los niños son por contacto con electricidad. Pese a que se trata de un porcentaje menor, “la mayoría son graves, profundas, requieren cirugías, tratamientos largos y dejan secuelas. Además pueden comprometer otros sistemas del organismo”, explicó Carmina Domic, Subdirectora Docencia y Extensión de la Corporación de Ayuda al Niño Quemado (Coaniquem).
En general, se sugiere que si se observan conductores con su aislación dañada (cables pelados) o instalaciones en mal estado, que los dueños de casa se contacten con un electricista con licencia SEC.
PREPARARSE PARA EL INVIERNO CONTROLANDO LA VEGETACIÓN
Una de las principales causas de cortes en el suministro eléctrico es la caída de ramas o el desplome de árboles sobre la línea eléctrica, sobre todo cuando estamos en presencia de un frente de mal tiempo. La mayoría de las interrupciones en el servicio ocurridas cuando hay viento y lluvia se generan a partir del contacto de la vegetación con el cableado. Es por ello que la ley prohíbe expresamente plantar árboles y construir debajo de las líneas.
En caso de que al interior de patios o antejardines existan árboles que estén a punto de entrar en contacto con los cables, es preciso tomar ciertos resguardos, explicó Ricardo León, encargado del área de Manejo de la Vegetación de Luzlinares-Luzparral.
“Si el dueño de una propiedad tiene un árbol o una enredadera que está tocando la red eléctrica no debe cortarla, sino avisar a la compañía proveedora de electricidad”, indicó.
Enfatizó en que las personas jamás deben tocar el cableado con ningún tipo de elementos ni intentar sacar ramas cercanas por su propia cuenta. Asimismo, jamás deben tratar de talar un árbol que se encuentre inclinado y que cuya caída tenga una clara proyección sobre los conductores.

LIMPIEZA DE CANALETAS Y TRABAJO EN ALTURA
Generalmente, las autoridades llaman a la población a prepararse para el invierno limpiando las canaletas y los techos para facilitar la evacuación de las aguas lluvia. Ante esto es vital que la persona que ejecute la labor tenga especial cuidado al maniobrar en altura, pues las herramientas o la misma canaleta, cuyos materiales pueden ser conductores de electricidad, podrían tocar cables energizados y causar una fuerte descarga.
En condiciones de mal tiempo es vital que las personas observen bien el entorno de sus instalaciones, sobre todo si van a realizar un trabajo de reparación o limpieza en los techos de las viviendas. “Después de un temporal podría quedar algún cable tocando, por ejemplo, las planchas de zinc o alguna reja perimetral, cuyo material es conductor y se puede recibir una descarga en el lugar menos esperado”, explicó Álvaro Jiménez, de Luzlinares-Luzparral.
“Es posible que haya corte de cables después un temporal. Ante eso, todas las personas deben asumir que un cable cortado es un cable energizado, cuyo peligro aumenta al haber agua en el suelo”, concluyó.

COMENTARIOS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0