Comenzó la cuenta regresiva para la celebración de navidad y el comercio, a pesar de la pandemia del Coronavirus, recibe una masiva cantidad de compradores de último momento,  quienes buscan regalos para sus seres queridos.

¿Qué beneficios tiene el consumidor respecto a la adquisición de los productos? Especialistas de la Universidad de Talca, entregan algunas consideraciones.

“Uno de los principales derechos del consumidor es la garantía legal, por la cual se le faculta para optar entre el cambio del producto, su reparación o la devolución del dinero en caso de que el producto tenga alguna deficiencia. Además, se le concede una acción indemnizatoria por la cual puede solicitar el resarcimiento de los daños sufridos”, aseguró Erika Isler, académica de la Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales de la Universidad de Talca.

En este sentido es fundamental mantener los documentos que afirmen la transacción comercial entre el proveedor y el cliente para futuros reclamos.

“Tengo que exigir la boleta y guardarla por tres meses, al menos, porque durante ese tiempo rige la garantía legal, que le da el derecho al consumidor de que si una cosa le sale en mal estado, puede repararla, cambiarla o pedir la devolución del dinero. Durante tres meses puede hacer eso y las tiendas generalmente creen que ellas eligen el orden que uno hace eso, ósea que la tienda generalmente le va a decir al consumidor usted tiene que repararla y si no resulta, se la cambiamos, le devolvemos la plata, pero eso no es así”, explicó Ruperto Pinochet, académico de la Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales de UTalca.

El profesor enfatizó que  “ha sido fallado por los tribunales que el consumidor puede decidir directamente si quiere que le cambien el producto o le devuelvan el dinero, en esos tres meses posteriores a la compra y no que sean las empresas las que definan qué acción se implementa”.

Otro de los aspectos necesarios sería reunir los empaques del producto para realizar los cambios posteriores sin mayores inconvenientes. “Porque la ley dice que para hacer efectiva la garantía legal tengo que haber guardado todos los envases originales. A veces esta garantía es más de tres meses cuando una gran tienda decide darla, pero nunca puede ser menos de de ese plazo que establece la ley”, aseguró.

En consecuencia, sería fundamental el máximo cuidado cuando se dispone de algún nuevo producto, de tal forma de poder realizar una devolución o cambio de manera óptima.

Otro aspecto importante es que las empresas deben respetar la fecha de envío de los productos u objetos de acuerdo a lo establecido entre vendedor y comprador, explicó la profesora Isler.

Por internet

Debido al COVID-19 las ventas virtuales han aumentado durante el último tiempo. Hay quienes prefieren el sistema para evitar nuevos contagios y no exponerse. Para este tipo de público también existen garantías. “Si nosotros compramos por internet tenemos un derecho especial, además de la garantía legal, de desistimiento unilateral, de retracto. Ósea me puedo arrepentir no solamente en Mercado Libre, sino cualquier cosa que haya comprado electrónicamente a distancia. Tengo 10 días para arrepentirme y lo puedo hacer sin expresar ningún motivo. Estoy haciendo valer mi derecho a retracto y quiero la devolución de la plata y también ahí tengo que devolver el producto con su embalaje original, explicó Pinochet.

Además, detalló que la tienda se va a quedar con el valor del despacho original y el comprador debe costear el costo de envío para la devolución.

Según comentó el especialista de no llegar a acuerdos se pueden hacer también demandas en juzgados de Policía Local por interés individual o juicios colectivos, cuando por ejemplo mucha gente se ha visto afectada. “Estos juicios colectivos los puede hacer el SERNAC o una asociación de consumidores que lleve más de seis meses de constituida o 50 consumidores que firmen o se pongan de acuerdo”, agregó.

Deja un comentario

Deja un comentario