Producir energía sin dañar el medio ambiente, es el desafío que enfrentarán los países en los próximos años. El objetivo es disminuir la emisión de gases de efecto invernadero que provoca el calentamiento global, generando energía a través de la utilización de recursos renovables.

“Los gases de efecto invernadero nos han llevado a una situación límite en términos de cambio climático a nivel global, por el uso de combustibles fósiles para la generación de energía, en específico carbón, petróleo diessel y gas”, aseguró el investigador del Centro Tecnológico de Conversión de Energía de la Universidad de Talca, Ariel Villalón.

Por esa razón, las miradas están puestas sobre las denominadas “energías limpias” que, de acuerdo con el académico, “son aquellas tecnologías que permiten aprovechar recursos renovables que están disponibles en el medio ambiente como el sol, el viento, el movimiento de las olas del mar y las mareas y también el movimiento del agua”.

En Chile, gracias a sus características geográficas, surgen dos principales alternativas de energía renovable, que corresponden a la energía solar y la eólica. “Chile, como es bien sabido, tenemos una muy buena y alta disponibilidad de radiación solar. En particular los niveles que hay en el Desierto de Atacama, son muy favorables para poder tener un gran polo de desarrollo de energía solar”, explicó Villalón.

Sin embargo, en los territorios más al sur del país, también existen condiciones para desarrollar este tipo de energías. “En la Región del Maule, por ejemplo, también tenemos muy buenos niveles de radiación que también pueden ser aprovechados”, y agregó que “la gracia que tiene la energía solar, en este caso fotovoltaica, es que cada vez tiene precios más bajos, y está con proyectos mucho más rentables, incluso más que proyectos de generación de energía a través de combustibles fósiles”.

Vientos de cambio

Otra importante fuente de energía renovable en el país surge a partir del viento. Según el investigador, “la energía eólica tiene un gran potencial en Chile. Tenemos zonas con mucha velocidad de viento, pero también con alta frecuencia, factores que son de importancia al momento de evaluar la factibilidad de instalar un parque eólico para la generación eléctrica”.

En el territorio nacional existen grandes polos de desarrollo eólico, donde se han instalado estos parques. El especialista destaca las zonas de ’Los Ángeles, Región del Biobío, la zona de Taltal en el norte, la zona de Calama, cerca de Coquimbo y la zona del Lago Llanquihue en Chiloé, que también es una zona con harto potencial que debiera aprovecharse”.

A pesar de la difícil situación económica mundial generada por la pandemia, Villalón aseguró que existen varios proyectos de energía renovable que siguen avanzando en el país. “En este momento la industria está boyante. A pesar de que la situación de COVID trajo un frenazo económico, las industrias solares y eólicas en Chile, principalmente porque también hay otras, no han parado de construir las plantas que van a alimentar y limpiar la matriz energética”. Y añadió, “Chile tiene tan buen recurso, que las empresas generadoras se han dado cuenta que este es un buen negocio, por eso que se han desarrollado tanto estos proyectos”.

Ciclo de charlas

Los desafíos en materia de energía renovable fueron el tema de un ciclo de charlas denominado Online Meetings of the Worldwide Energy Network (W-ENER), organizado por la Facultad de Ingeniería de la Universidad de Talca.

Ariel Villalón, organizador de los conversatorios, explicó que la instancia buscó dar a conocer la situación de la energía renovable a nivel mundial y contó con la participación de destacados especialistas en la materia, tanto del mundo de la investigación como representantes de la industria. A través de las diversas ponencias virtuales, se abordaron temas relacionados con la eficiencia energética y generación de energías limpias.

Deja un comentario

Deja un comentario