Un vuelco dio la historia del homicidio de una mujer de 22 años registrado presuntamente la tarde de este domingo en un domicilio de la 22 norte con 7 oriente.

Las primeras declaraciones de supuestos testigos señalaron que la mujer habría llegado a la vivienda pidiendo ayuda mientras presentaba una herida en la cabeza, el dueño de casa la habría dejado entrar y una hora después habría contactado a personal del SAMU.

Sin embargo, tras las pericias llevadas a cabo por personal de la Brigada de Homicidio de la PDI, se determinó que el homicidio realmente se habría ejecutado al interior de la vivienda y que la data de muerte de la joven era de 12 a 24 horas, señaló Hugo Haeger, jefe prefectura provincial Talca.

Además se confirmó que el dueño de casa habría sostenido una relación amorosa con la víctima en meses anteriores, pero que la habían retomado la última semana. El crimen se habría ejecutado la noche del sábado, cuando la pareja habría tenido una fuerte discusión mientras en la vivienda colocaron música a alto volumen.

El cuerpo de la víctima presentaba golpes por objetos contundentes en la cabeza. El jefe prefectura provincial Talca, aseguró que no se ha podido dar con el objeto utilizado para perpetrar el crimen.

En horas de la tarde del domingo se detuvo al presunto victimario. Según Haeger, el hombre alteró el sitio del suceso y ocultó evidencia para establecer una coartada.

En el sitio del suceso también estaba la actual pareja del hombre, quien según la PDI tiene calidad de testigo y no estuvo presente durante el crimen.

Deja un comentario

Deja un comentario