El “Índice de Bienestar”, en su versión 2019, reveló que sólo el 30% de los chilenos está satisfecho con su vida sexual, mientras que un 38% dice sentirse querido en su actual núcleo social.

Además de ello, los datos muestran un estancamiento en las prácticas de vida saludable, menos conformidad con las condiciones laborales y menos optimismo con el futuro económico de los encuestados, entre otros.

El estudio, realizado por Salcobrand, junto a GfK y Clínica Universidad de los Andes, también registra el nivel de satisfacción más bajo respecto al bienestar personal de los chilenos desde 2016; llegando a un 26%, consigna Biobío.

Según explica la investigación, dicho pobre registro responde principalmente a una disconformidad con aspectos relacionados con la salud y las finanzas de los chilenos. También se observó un estancamiento de las prácticas saludables, hay menos conformidad con las condiciones laborales y menos optimismo en el futuro económico.

Entre los principales hallazgos de este estudio -y a diferencia de años anteriores- destaca que el bienestar se percibe de manera similar entre hombres y mujeres, siendo los grupos de 30 a 44 años y mayores de 60 los menos satisfechos.

Al observar los resultados por ciudades, Santiago y Puerto Montt fueron las zonas en las que más descendió el nivel de bienestar personal, mientras que en Iquique las cifras mejoraron notablemente, en comparación con los resultados de 2018.

Salud y estilo de vida

Este año los datos muestran que las personas están más conformes con su estado de salud. De hecho, por primera vez, el sobrepeso dejó de ser lo que más preocupa a los chilenos.

Sin embargo, se evidenció un estancamiento de las prácticas saludables, después de una importante mejora en 2017. Aunque en general los hábitos se mantienen igual, disminuyó el interés por comer frutas y verduras, de 30% a 25%, especialmente entre las mujeres.

También aumentó el pesimismo y desconcierto en relación a la salud futura y la percepción de acceso a los médicos descendió de 83% a 73%.

Los habitantes de Concepción y Talcahuano son los más satisfechos con su acceso a la salud, contrario a los de Viña del Mar y Valparaíso que son lo más insatisfechos.

En cuanto a la vida íntima de los chilenos, como se mencionó anteriormente, sólo el 38% de las personas que viven en Chile dicen sentirse queridos y sólo el 30% está satisfecho con su vida sexual.

La familia directa continúa siendo la red de apoyo principal, tanto para acudir frente a un problema, como para iniciar un negocio o divertirse. Después está la pareja y luego los amigos.

Finalmente, sólo un 7% escogería como primera opción a su mascota para pasar un momento entretenido.

Expectativas económicas

Las personas expresaron que tienen condiciones económicas muy similares a años anteriores, sin embargo, están menos satisfechas. De 61% a 53% bajó el porcentaje de quienes creen que su situación financiera mejorará en los próximos cinco años.

La preocupación por la jubilación bajó de 52% a 45%, y fue en el grupo de las mujeres donde se evidenció más la caída.

En tanto, la intranquilidad parece haberse trasladado a las condiciones laborales actuales; aumentó notablemente la insatisfacción en relación al trabajo actual, a la remuneración y a la estabilidad laboral, descontento que se vio más marcado en los hombres, creciendo -por encima de los 10 puntos- los tres indicadores, en comparación con los resultados del año pasado.

Las prioridades de los chilenos

Los resultados arrojaron, que en orden de importancia, los chilenos tienen las siguientes prioridades en sus vidas para lograr un buen bienestar: primero la salud, con la atención a hospitales y consultorios, luego educación, que contempla apoyo a la educación escolar y en tercer lugar, generar becas para la educación superior.

En Santiago, lideran los mismos tópicos pero se incorpora el reciclaje como una de las principales preocupaciones.

Deja un comentario

Deja un comentario