El más reciente informe «Vida en Pandemia», estudio longitudinal de la Universidad de Chile, reveló que los hombres, las personas de mayor edad y los sectores de ingresos más altos tienen mayor disposición para vacunarse contra el Covid-19, en contraste  al rechazo al dispositivo médico, que es más elevado entre las mujeres, los más jóvenes y sectores de menores recursos.

Según la encuesta, aplicada a 2.019 personas de distintas partes del país entre el 26 de noviembre y el 12 de diciembre, el 41 % de las personas afirmó máxima disposición frente al dispositivo médico, mientras el 17 % responde que «de ninguna manera» se vacunará y un 42 % muestra distintos niveles de vacilación.

Por grupos, la plena intención a inocularse en los hombres alcanzó el 48 %, mientras que en las mujeres es de 36 %; el rechazo en los primeros es de 14 % y en las segundas es de 20 %.

La distinción etaria permite apreciar además que las personas de mayor edad tienen más disposición a vacunarse que los más jóvenes: el 52 % de las personas de 50 ó más años lo haría «de todas maneras», respuesta que sólo se da en el 34 % del grupo de 20 a 29 años, consigna Cooperativa.

A nivel socioeconómico, los sectores de ingresos más altos expresan mayor disponibilidad que los de menores ingresos. El 50 % del primer grupo respondió «sí, de todas maneras» a administrarse la fórmula, mientras que el 35 % del segundo grupo respondió afirmativamente; en los primeros, el rechazo llegó al 13 %, y en los segundos, al 21 %.

POSTERGAR SU USO ENTRE LOS PRINCIPALES ARGUMENTOS

Dentro de quienes no manifiestan intenciones de vacunarse o vacilan su postura (1.070 personas de la muestra), el 49 % de las respuestas están asociadas a postergar su uso: de ellos, el 45 % «se la pondría más adelante, cuando se pruebe que en la población que se vacune no hay efectos secundarios», y otro 4 % apuesta a inocularse «la segunda o la tercera, no la primera vacuna que saliese», que actualmente es la de Pfizer-BioNTech.

El segundo tipo de motivos más preponderante está relacionado con la desconfianza hacia las vacunas, en el 41 % de los casos. «Le preocupan los eventuales efectos secundarios», fue la respuesta del 33 % de ese grupo; mientras que el 8 % de este afirmó que «No cree que será efectiva o eficaz».

Entre los encuestados, la postura «antivacunas» apenas alcanzó el 3 %, lo que «permite plantear que, en este caso, no se observa oposición declarada en la sociedad chilena», destacó el plantel público.

Deja un comentario

Deja un comentario