Las estudiantes de primer año de Educación Parvularia de la U. Católica del Maule desarrollaron su proyecto final del módulo Gestión, Administración y Liderazgo Educacional, y presentaron maquetas de establecimientos innovadores para la educación inicial. La evaluación estuvo a cargo de la docente María Luz Fabres y participaron las educadoras Rubi Contardo del Colegio Alessandri y Carol Pinto, directora del jardín infantil San Pablo. 

El objetivo de esta actividad es que ellas establecieran una conexión entre la teoría y la práctica, desde el funcionamiento -gestión administrativa y gestión pedagógica- hasta la incorporación de elementos de innovación en infraestructura y propuestas pedagógicas.

Ellas no tienen mayores elementos curriculares, sin embargo, tienen esta concepción que nos impulsa a mejorar la calidad educativa y esa es la más profunda motivación. Ellas han trabajado investigando autores desde la propia gestión, ver qué elementos nos entregan ellos para que la organización funcione de mejor manera, considerando elementos físicos, humanos, de relaciones, optimización de los espacios”, detalló Fabres.

Y agregó que el sentido de esta actividad es que las estudiantes aprendan haciendo: “aprendo haciendo la investigación, llevando a la práctica, a través de de la expresión en la maqueta, a materializar, a ponerse de acuerdo, trabajo colectivo. Estas son competencias que tienen que ir desarrollando, también competencias TIC con el desarrollo de logos y trípticos”.

La estudiante Claudia Román, por su parte, también valoró esta iniciativa y explicó que lo más complicado era materializar lo teórico en algo práctico. “Queríamos ser un jardín innovador e impregnar el concepto de vida sana en los niños. Fue bueno trabajar en equipo, porque nos complementamos, unas son más fuertes en los informes y otras en lo manual”.

Valorizar el aprendizaje

La educadora Rubi Contardo, del Colegio Alessandri, evaluó positivamente la jornada y, en especial, la conciencia medio ambiental que las estudiantes aplicaron en cada una de sus maquetas. 

Me gusta que tengan conciencia ecológica, que tengan presente la luminosidad, que es muy importante, el trabajo en general ha sido generoso. Se han escuchado, se ve que es un trabajo colaborativo. Esto, realmente les sirve a las niñas, ya que buscan en sí mismas lo que han aprendido. Me gustó que se hayan basado en los colores y cómo afectan a los niños”, destacó.

Mientras que la directora del jardín San Pablo, Carol Pinto, recalcó que “siento que las alumnas se la jugaron por el tema de la innovación, más que nada en el tema de los recursos ecológicos que van a utilizar para cuidar el medio ambiente, por ejemplo, la utilización de la energía eólica o los paneles solares que en los jardines hoy no se utilizan, son herramientas más de la actualidad, entonces como ellas serán educadoras en el futuro que tengan esa mentalidad de utilizar estos recursos de la naturaleza me parece una mentalidad buena y moderna”.

Deja un comentario

Deja un comentario