El gran incendio del 11 de abril en Valparaíso no habría alcanzado la envergadura que tuvo, de haber existido cisternas para acumulación y aprovechamiento de aguas lluvias, en la parte alta de la ciudad. El mismo sistema puede servir para abastecer a numerosas comunidades afectadas por la sequía.
La conclusión proviene del director del Centro Tecnológico de Hidrología Ambiental de la Universidad de Talca, Roberto Pizarro, al explicar los sistemas de captación y acumulación de aguas lluvias, como alternativa sustentable para múltiples usos, considerados en un proyecto del Gobierno Regional del Maule que desarrolla ese centro. Se trata de una iniciativa financiada por el Fondo de Innovación para la Competitividad (FIC), que se encuentra en su tercer año de ejecución.
En torno al mismo proyecto, que se denomina “Diseño, construcción y transferencia de sistemas de captación y acumulación de aguas lluvias en cinco comunas del secano de la Región del Maule”, se realizó un seminario, en el auditorio de la Facultad de Ciencias Forestales, en el que se conocieron experiencias exitosas en torno a la gestión y aprovechamiento de las aguas pluviales, en México, Estados Unidos y Brasil.
ALTERNATIVAS
En la inauguración del encuentro, el intendente del Maule, Hugo Veloso, destacó la relevancia de la iniciativa que busca alternativas sustentables de las aguas lluvias para múltiples usos, materia en que “nuevamente la Universidad de Talca está aportando al desarrollo del país”. Entre los resultados que se esperan mencionó la disminución de los costos que representa el traslado de agua para satisfacer la demanda de consumo humano, doméstico y animal en Licantén, Curepto, Chanco, Pelluhue y Longaví, y un efecto de réplica de las herramientas que se construyan con ese fin, en otras zonas rurales.
Hugo Veloso manifestó que, no obstante algunas medidas, la Región del Maule tiene graves problemas de disponibilidad de agua para consumo, a tal punto que en lugares como Llico, en la costa de Licantén, las personas se bañan y cocinan con agua salada. Agregó que, según los especialistas, la sequía llegó para quedarse, lo que requiere generar políticas sociales e institucionales para enfrentar esa situación.
El intendente, además, resaltó que en torno a los recursos hídricos hay fines sociales y no solo productivos o empresariales. “Es una figura que establecerá el Gobierno y que se espera incorporar en la nueva Constitución”, afirmó.
PROYECTO
El profesor Roberto Pizarro explicó que el proyecto en desarrollo incluye sistemas de captación de agua lluvia, mediante la utilización de elementos que impermeabilizan, y acumulan el recurso para darle distintos usos. “Puede ser para agua potable rural, consumo animal, también para pequeñas o grandes huertas, depende de la cantidad acumulada. Incluso se está plateando la utilización en control de incendios forestales, mediante la acumulación de agua en cisternas, ubicadas en zonas altas. En Valparaíso la situación habría sido distinta si en lugares altos hubiesen existido algunos de estos elementos para contención de las llamas”, acotó.
Pizarro sostuvo que el proyecto no solo considera la perspectiva hidrológica, también hay investigadores de la Facultad de Ingeniería y del Instituto de Química que abordan la obtención de energía solar en los sistemas de tratamiento de agua y su conducción y, por otra parte, la calidad de las aguas. Además, involucra a la Facultad de Economía y Negocios en la evaluación económica de posibles soluciones al alto costo que demanda al gobierno regional y municipios la distribución de agua en camiones aljibes.

Deja un comentario

Deja un comentario