Dos establecimientos educativos particulares subvencionados de Linares se convirtieron en los primeros de su tipo a nivel nacional en eliminar el cobro a los apoderados de sus estudiantes a partir del próximo año.

Así lo hizo saber el secretario regional ministerial (seremi) de Educación, Rigoberto Espinoza Gutiérrez, quien explicó que tanto el liceo Antamaro como el colegio Próspero Villar completaron recientemente los procedimientos para que se les autorizara a la eliminación del copago. Agregó que ambos establecimientos asumieron como única forma de financiamiento la actual subvención estatal y ante la perspectiva del aumento que ésta tendrá a través de la Reforma Educacional.

La directora de la primera institución y los sostenedores de la segunda entidad sostuvieron una reunión informativa con el seremi y plantearon las razones que les llevaron a convertirse en pioneros a nivel país en cuanto a su apoyo a la iniciativa de la presidenta Bachelet, con respecto a la gratuidad de la educación.

Espinoza destacó el trabajo de integración y cohesión social que las entidades educativas realizan en Linares, atendido el perfil socioeconómico de los estudiantes que acogen; en el caso de Antamaro, reincorporando incluso a estudiantes marginados del sistema. Así, aquel entera una matrícula de 187 alumnos con un índice de vulnerabilidad (IVE) del 92%, mientras Próspero Villar tiene 270 alumnos, con IVE de 84%.

“Los felicito, ellos se están sumando a la reforma; son dos establecimientos que trabajan con niños muy vulnerables; están haciendo una tremenda labor en la comuna de Linares, y son dos sostenedores que con mucho sacrificio, pero con mucho compromiso docente han trabajado por años en educación y con esfuerzo obtuvieron los colegios que hoy tienen; y con este gesto lo que están indicando es que se suman a la reforma, que saben y consideran que sumándose a la eliminación del copago, de la selección, porque ellos no seleccionan… ellos creen y están seguros de que esta reforma educacional va a ser positiva para toda la educación en Chile, incluyendo los establecimientos particulares subvencionados”, sostuvo la máxima autoridad de Educación en el Maule.

Sobre su decisión, la directora del liceo Miriam Gamonal, aseguró que con los actuales niveles de financiamiento estatal y el próximo aumento de la subvención, no podrían, como establecimiento, pretender que los apoderados se hicieran cargo de un pago anexo, por pequeño que este sea.

A su turno, la profesora, directora y sostenedora del colegio Próspero Villar, Ofelia Troncoso, se manifestó contenta con las propuestas de la Reforma Educacional y destacó que uno de los aspectos más valiosos es la gratuidad de la educación superior.

“Estoy bien conforme. Me gusta cómo va a ser la reforma y espero que todo salga bien, y para mis alumnos lo que más deseo es que ellos aprendan y puedan seguir estudiando en la universidad, mucha esperanza por mis alumnos que son los más necesitados”, afirmó.

Por su parte, su esposo, el también profesor Jaime Saénz, hizo hincapié en los beneficios que los proyectos de ley de este segundo semestre, traerán a los docentes.

“En nuestro establecimiento somos dieciocho profesores y siempre los he visto muy motivados por mejorar el aprendizaje de sus alumnos y yo los he visto con un sentido de esperanza con esto de la Reforma, de que la situación, sobre todo la situación económica para ellos pudiera cambiar en el futuro”, explicó.

Deja un comentario

Deja un comentario