Una jornada de actualización de conocimientos sobre las alergias alimentarias desarrolló la Academia Científica de Estudiantes de Medicina (ACEM) de la Universidad de Talca. Durante la actividad, especialistas abordaron los últimos avances en el diagnóstico y tratamiento de este tipo de padecimiento.
Las alergias son una reacción exagerada del organismo frente a algunos alérgenos, los que para la mayoría de las personas resultan inocuos. Así lo señaló el médico inmunólogo clínico Alfonso Loosli, docente de la Universidad de Chile, quien fue expositor en este seminario efectuado en el auditorio de la Escuela de Medicina de la UTALCA.
La actividad fue patrocinada por la Asociación Nacional Científica de Estudiantes de Medicina (ANACEM).
“Cualquier alimento puede generar alergia. Hay varios tipos de reacciones alergénicas: cutáneas, sistémicas, del aparato respiratorio, o también pueden ser síntomas gastrointestinales. Entonces, una alergia de este tipo no siempre se presenta de la misma forma y depende de cada persona. Y por eso se deben tener conocimientos sobre cuándo sospechar de este padecimiento, porque son cuadros clínicos diferentes unos de otros”, señaló Loosli.
El especialista explicó conceptos básicos de esta enfermedad y entregó conocimientos sobre cómo hacer la atención inicial de un paciente y cuándo derivar a centros de salud.
En tanto, el médico inmunólogo Alfonso Moraga, académico de la Escuela de Medicina de la UTALCA, sostuvo que el seminario evidenció la proactividad de los alumnos de ACEM, quienes cumplen su primer año de existencia como entidad conformada por estudiantes.
“Es un tema bastante prevalente y que genera impacto en la población”, dijo el docente, quien se refirió a los efectos que la proteína de la leche genera en algunos pacientes.
Pilar Navarrete, presidenta de ACEM de la Universidad de Talca, destacó el aporte de la actividad a la formación académica de los estudiantes, quienes tuvieron acceso a los últimos conocimientos sobre este tipo de alergias y los cuidados que requieren las personas.
“Nos llamó la atención este tema. El profesor tutor que tenemos en nuestra academia es un inmunólogo (Alfonso Moraga). Entonces él nos motivó a realizar nuestra primera actividad. Además, efectuamos otro tipo de iniciativas como jornadas de investigación y el desarrollo de trabajos científicos y casos clínicos”, explicó la alumna.

Casos graves

En Chile, las alergias alimentarias afectan al 5% de la población infantil. En los casos más graves, uno de los efectos es la anafilaxia, que consiste en una asfixia causada por la reacción alérgica ante un alimento, lo que puede en sólo 10 minutos costarle la vida a un niño con alergia severa.
Los alimentos que más ocasionan anafilaxia son el maní y frutos secos, mariscos y
pescados, leche de vaca, huevo y latex. Si hay un niño con diagnóstico de anafilaxia se debe conocer su condición y saber cómo actuar. ¿Cómo reconocer la Anafilaxia? Si un niño comió algo sospechoso y la piel de su rostro adopta un color rojo o morado. Si presenta dificultad para respirar y hablar. Si se muestra mareado. O si presenta hinchazón en el rostro, labios y
lengua. ¿Qué hacer ante sospecha de Anafilaxia? Se debe aplicar una inyección de adrenalina y llevar al niño a la unidad de urgencia médica más cercana.
Según datos de la Fundación Creciendo con Alergias, el tratamiento de esos casos severos implica la alimentación con fórmulas medicamentosas especiales. Estas cuestan entre $20 mil y $36 mil pesos cada envase, duran alrededor de tres días y un bebé consume entre 8 y 10 envases cada mes. El presupuesto mensual únicamente en fórmulas especiales es de 250 mil y 700 mil pesos. En casos graves, esta es la única fuente de nutrición de algunos pacientes que no toleran ningún otro alimento.
Según la misma fundación, en Europa, Estados Unidos, México, Brasil, Argentina, Costa Rica, México este tratamiento lo cubre el sistema de salud, pero en nuestro país no.

Deja un comentario

Deja un comentario