La médico urgencióloga y académica de la UTalca, Erika Buñay, planteó que es necesario estar atentos a las diferencias entre los síntomas del Coronavirus y de otras patologías que se dan con cierta regularidad en esta época del año. “La primavera es sinónimo de alergias y de otras afecciones comunes, con síntomas muy característicos. Muchas de ellas se manifiestan en las vías respiratorias y dada las circunstancias actuales, es habitual que se tiendan a confundir con la infección por Coronavirus”, afirmó.

No obstante, la profesional, enfatizó las diferencias entre un COVID-19 y un cuadro alérgico es más que evidente, por cuanto el primero «produce complicaciones severas, mientras que las patologías como las alergias y el asma, son benignas y de fácil control”.

Agregó que en el caso de las alergias -que afectan a un 30% de la población- el organismo reacciona generando anticuerpos, lo que desencadena una serie de síntomas, como por ejemplo: prurito y enrojecimiento de la piel y los ojos; estornudos, rinitis y congestión nasal. Por su parte, en el caso del COVID-19, se presenta fiebre alta, falta de aire y tos, sequedad ocular o conjuntivitis leve, pérdida del gusto y olfato, cefalea y mialgia, náuseas, vómitos y diarrea, enfatizó.

La urgencióloga añadió que aun cuando cada enfermedad tiene características definidas, es probable que en ocasiones particulares las diferencias puedan ser sutiles. En este caso las personas con estas patologías estacionales deben mantener su tratamiento y poner especial atención si detectan cambios no habituales en su sintomatología. De este modo, resaltó, ni la alergia ni el asma conllevan fiebre, por lo que si existen complicaciones en tal sentido, pueden estar advirtiendo de otros factores que la originan.

Lesiones cutáneas

Erika Buñay precisó que lesiones cutáneas pueden ser un síntoma tardío de un caso de Coronavirus. La especialista dijo que éstas son producto de la falta de oxígeno en la piel causada por la enfermedad. El tema es especialmente preocupante en caso de los enfermos asintomáticos.

La experta de la casa de estudios maulina sostuvo que en el caso de una alergia común, las lesiones cutáneas suelen ser un angioedema o levantamiento de la piel, de un color enrojecido y está asociado a prurito o picazón. En el caso del Coronavirus, “los pacientes refieren que hay dolor en la zona y se produce un exantema amoratado”, dijo.

“Las diferencias son básicamente el dolor en el caso de Coronavirus y la zona tiene mayor enrojecimiento en comparación a un proceso alérgico”, enfatizó la académica de la Facultad de Ciencias de la Salud de la Universidad de Talca.

La urgencióloga indicó que estas lesiones a la piel, en el caso del Coronavirus, son secundarias a la sintomatología habitual de la enfermedad -como fiebre, cefalea o mialgia- y son consecuencia de una deficiente perfusión, es decir de la oxigenación de los tejidos. 

Deja un comentario

Deja un comentario