A más de un año de iniciada la pandemia, la vida ha cambiado para muchos, hemos debido acomodarnos y enfrentar la vida de una forma distinta, velando por el constante cumplimiento de medidas que resguarden nuestra seguridad y la de nuestro entorno. En este contexto, el Equipo de Rehabilitación Rural, perteneciente al Servicio de Salud Maule, mantiene su trabajo presencial llegando a más de 15 comunas de la Región del Maule en plena pandemia, trabajo que han ido reformulando a modo de dar continuidad a la atención de sus usuarios.

El equipo está conformado por seis profesionales kinesiólogos y terapeutas ocupacionales, quienes junto a sus conductores visitan día a día a usuarios que necesitan rehabilitación motora, cognitiva, respiratoria y traumatológica, pertenecientes en su mayoría a zonas rurales de la Región.

Kathia Ramos Guerra, kinesióloga coordinadora del equipo de rehabilitación rural, señaló como ha sido la adaptación a esta nueva realidad “Para nosotros como equipo fue complejo retomar las visitas presenciales, tuvimos que reformularnos y presentar un protocolo de atención en pandemia, el cual respeta todas las medidas sanitarias para nuestra protección, pero en especial para nuestros usuarios, ya que son ellos los que padecen múltiples patologías crónicas y tienen mayor labilidad en su salud. Tuvimos miedo, y a veces cuando nos derivaban pacientes ex Covid, sentimos incertidumbre, sin embargo, nadie hasta la fecha se ha contagiado por esta vía de visitas domiciliarias, así que creemos que estamos haciéndolo bien”.

En relación a las complicaciones, Kathia relata que producto de las cuarentenas y el temor, algunos usuarios no quieren recibir atención “En cuanto a las comunas en cuarentena a veces son los mismos usuarios, los que no nos quieren recibir por temor a que los contagiemos o porque están cumpliendo fielmente la cuarentena. Allí se vuelve más complejo ya que no podemos obligarlos a recibirnos en sus casas, es entendible. Pero en general, la mayoría requiere tener sesiones de rehabilitación y acceden a estas visitas. Ya que al ser usuarios rurales no tienen eso mismo acceso a rehabilitarse por su lejanía a centros y por todo lo que conlleva este tiempo de pandemia”.

El equipo de rehabilitación rural, cuenta con tres duplas, quienes atienden en promedio a 18 usuarios diarios, la mayoría de los tratamientos tiene una duración entre 2 y 3 meses, incorporando aproximadamente 8 sesiones.

Dentro de las principales características del equipo se encuentran la motivación y el compromiso, la energía y las ganas de colaborar en la rehabilitación de sus usuarios.

Deja un comentario

Deja un comentario