Materiales donados en partido de futbol solidario, beneficiaron a dos instituciones.

“El fútbol no es sólo once contra once disputándose un balón”, dijo el gobernador de Talca, Óscar Vega, durante la entrega de útiles escolares recolectados en partidos solidarios del deporte rey.

Las donaciones beneficiaron a la organización sin fines de lucro “Quillagua” y a la Escuela Especial Evangélica Presbiteriana.

La Gobernación y la Asociación de Fútbol “Villa San Agustín” convocaron a jugadores amateur, autoridades y representantes del Regimiento de Talca, a dos duelos de balompié en el Estadio Fiscal de Talca. Los participantes obsequiaron casi doscientos cuadernos y más de mil artículos de clases, como lápices y papel lustre. “Recibimos con mucho cariño estos útiles, porque son básicos para nuestros niños y se agotan durante el año”, indicó la directora de Quillagua, Carolina González. La organización mantiene hogares de acogida para cuarenta niños que viven condiciones de marginalidad. “Talca siempre se luce con su solidaridad y el gran corazón de su gente”, precisó.

Los partidos, que también formaron parte de la campaña “Donar Órganos es Dar Vida”,  contaron con la asistencia de la Procuradora de Órganos del Hospital Regional, América Cornejo; el Secretario Ejecutivo de la Corporación Activa Talca, Rafael Muñoz; el seremi de Bienes Nacionales, Carlos Soto; el director regional de Sercotec, Samuel Chambe; el director provincial de Educación, Carlo Campano; y los infaltables amigos del fútbol, “Los Totales”.

“La Villa San Agustín realiza este trabajo social con mucho orgullo. Todos los clubes están comprometidos con la campaña de donación de órganos y la serie de honor incluso llevará el logo”, sostuvo el presidente de la asociación, Hugo Muñoz.

La Gobernación impulsa cada año la campaña, para generar conciencia sobre la necesidad de aumentar la donación de órganos. “Queremos sensibilizar a todos los ciudadanos y ciudadanas para que respeten la decisión de sus familiares cuando llegue el momento crucial, y puedan contribuir así a la calidad de vida de otros chilenos y chilenas”, señaló el gobernador.

Vega también entregó setenta libros de caligrafía a la Escuela Especial Evangélica Presbiteriana. “Además de motricidad fina, los libros ayudarán en la parte cognitiva porque tienen lectura. Este año el Currículum Especial debe acercarse lo más posible al Currículum Único, por lo que esta donación nos viene como anillo al dedo”, afirmó el director del centro educativo, Héctor Matus.

Deja un comentario

Deja un comentario