Manejar con niebla es una de las peores condiciones climáticas que deben enfrentar los conductores. De acuerdo al agroclimatólogo de la Universidad de Talca, Patricio González, este fenómeno se presenta principalmente en la Región del Maule entre Curicó y Talca y entre Linares y Longaví, en especial entre abril y agosto.
“Durante la noche y la mañana se presenta una niebla importante en estos sectores, debido a la gran cantidad de napas subterráneas y canales de agua presentes en esa zona, que contribuyen a generar humedad”, señaló Patricio González.
El especialista indicó que este fenómeno se produce por un enfriamiento nocturno del suelo, en especial en noches despejadas y ese enfriamiento hace que el vapor de agua se condense y se produzca la niebla.
Respecto a los períodos del año donde hay más probabilidades de encontrarnos con este fenómeno, González explicó ocurre entre abril y agosto, y puede provocar problemas en las carreteras.
El especialista indicó que se debe hablar de niebla y no de neblina o neblina densa, ya que la primera de ellas se produce cuando se reduce la visión a menos de 1 kilómetro.
RECOMENDACIONES
Entre las recomendaciones para los automovilistas, está el bajar la velocidad de conducción en estas zonas y utilizar luces neblineras de color amarillo en forma permanente, si se cuenta con ellas. Si no se conoce el camino, es preferible no hacerlo de noche y con niebla, ya que es más fácil desorientarse y perder el rumbo.
PRECAUCIONES
Bajar la velocidad del vehículo.
Encender los focos neblineros si se cuenta con ellos, sino utilizar siempre luces bajas.
Guardar una distancia prudente detrás de otro vehículo permitiéndole frenar ante una emergencia.
Usar constantemente las plumillas de su limpiaparabrisas para mejorar visibilidad.
Usar el desempañador del vidrio trasero para aumentar la visibilidad.

Deja un comentario

Deja un comentario