Más de $1.000 millones en indemnizaciones recibirán 285 agricultores de la región del Maule cuyos huertos de arándanos fueron afectados por heladas que ocurrieron en Parral, Retiro y Longaví durante octubre del año pasado. 277 de estos pequeños productores son usuarios de INDAP quienes contrataron oportunamente el seguro agrícola con subsidio estatal promovido por el Ministerio de Agricultura, a través de INDAP y Agroseguros, pudiendo proteger sus plantaciones ante diferentes riesgos climáticos, asegurar su capital de trabajo y poder continuar con sus emprendimientos.

El subsecretario de Agricultura, José Ignacio Pinochet, junto al director nacional de INDAP, Carlos Recondo y al director ejecutivo de Agroseguros, Ricardo Prado, participaron de una entrega simbólica del pago del seguro de arándanos a usuarios y usuarias de INDAP. La actividad que se realizó por medio de una transmisión online a través de redes sociales, fue la instancia propicia para que Joel Ortega Vivanco, usuario de INDAP y arandanero de la comuna de Retiro que había contratado oportunamente el seguro agrícola, recibiera simbólicamente una indemnización superior a los $11 millones. La Seremi de Agricultura del Maule, Carolina Torres y el jefe de la agencia de Área INDAP Parral, Paolo Parodi, entregaron un certificado que acredita su pago.

José Ignacio Pinochet, destacó la importancia que tiene para los pequeños productores de INDAP contratar una póliza de seguros. “La inversión más productiva que han hecho los pequeños agricultores de estas comunas fue haber tomado el seguro subsidiado por Agroseguros e INDAP”, señaló el subsecretario. “Gracias a la contratación del seguro para cubrir los daños climáticos o eventos de la naturaleza, propios de la actividad agrícola, los agricultores son más competitivos, alcanzando mayores niveles de producción”, agregó la autoridad.

El director nacional de INDAP, subrayó la importancia que el ministerio de Agricultura otorga al Seguro Agrícola como una herramienta de protección para los agricultores frente a los distintos fenómenos que genera el cambio climático y que son cada vez más frecuentes. “Junto con adaptar la agricultura a esta nueva realidad, es muy importante poder ofrecer a nuestros productores instrumentos que los protejan y les den ciertas certezas y seguridades respecto de que sus procesos productivos, en cualquiera de los rubros en que ellos estén, van a llegar al final y van a poder cosechar lo que tenían planificado. Y si no es así, tener este instrumento que los pueda defender ante una situación de emergencia como las que ya ocurren con tanta frecuencia”, detalló.

Carlos Recondo, relevó que esta administración ha trabajado fuertemente en generar un cambio en la tendencia para aumentar la contratación del seguro agrícola por parte de la pequeña agricultura. “La cobertura de los seguros en la Agricultura Familiar Campesina venía descendiendo en términos del uso que estaban haciendo los pequeños agricultores de este instrumento. Desde 2018 logramos revertir y hemos crecido en la cobertura; hoy día hay casi 16.000 pólizas que se colocaron durante el año pasado. Esperamos seguir avanzando”, comentó.

Por su parte, el director ejecutivo de Agroseguros, Ricardo Prado, destacó  la importancia de contar con este mecanismo y que los agricultores sean precavidos. Dijo que “gracias a la contratación del seguro para cubrir los daños climáticos o eventos de la naturaleza, propios de la actividad agrícola, los agricultores son más competitivos, alcanzando mayores niveles de producción”. Resaltó que los usuarios de INDAP pagan sólo el 5% del costo de la póliza, pues el seguro cuenta con un subsidio del Estado. “Como Agroseguros promovemos el desarrollo del mercado a través de estos seguros, pues en estos tiempos -donde los eventos climáticos son más recurrentes e inesperados-, los agricultores deben tomar medidas y contar con un mecanismo para mitigar los riesgos que les permita su continuidad en el sector”, precisó.

Hugo Soto Villalobos, es usuario de INDAP Parral y su principal actividad es el cultivo de arándanos; mantiene una plantación que las heladas de octubre pasado afectaron casi en su totalidad. En su opinión, hoy la actividad tiene más incertidumbres y “eso juega en contra; no sabemos si va a llover, si hay heladas o caen granizos”. Incentivado por los asesores técnicos contrató el seguro agrícola para la temporada 2019. Cuando a fines del año pasado hubo heladas en la zona, respiró aliviado: “afortunadamente había contratado el seguro para toda la plantación de 3,5 hectáreas que manejo”, comenta. Recibirá más de $34 millones como indemnización por la pérdida total de su producción, recursos que destinará para solventar deudas, gastos e inversiones de la temporada anterior.

Deja un comentario

Deja un comentario