Nuevo director regional de ONEMI, Carlos Bernales, junto a la gobernadora María Eugenia Hormazábal indicaron que la educación es fundamental para evitar males mayores.

En dependencias de la Casa de la Cultura de Linares se llevó a cabo una reunión de coordinación de Emergencia Provincial, la que fue dirigida por la gobernadora, María Eugenia Hormazábal y el nuevo director regional de ONEMI, Carlos Bernales.

En la ocasión se abordaron diversos puntos para establecer una mejor coordinación con las ocho comunas de la provincia y ejecutar un proyecto muy anhelado para tener una mejor comunicación, como es la implementación de una red radial que en 15 minutos pueda entregar un informe completo de alguna emergencia al nivel regional y nacional.

Al respecto la gobernadora de Linares indicó que gracias a las políticas implementadas por el Presidente Sebastián Piñera, “el pasado fin de semana quedó demostrado que pudimos enfrentar de buena forma una emergencia mayor como fue este tsunami y terremoto en Japón que también afectó nuestras costas chilenas, pero que gracias a Dios y al trabajo de evacuación de los estamentos y servicios públicos pudimos salvar vidas humanas”.

Es por ello que con estas reuniones se revisan los protocolos y se pueden mejorar las falencias junto con establecer mayores lazos con las distintas comunas.

“También creemos que con charlas a la comunidad, las que se están realizando a través de Luis Beals, se puede generar un efecto multiplicador de esta información para crear conciencia”, apuntó la jefa provincial.

Tras la consulta al director regional de ONEMI referente a la preparación actual en la provincia, éste señaló que “la provincia de Linares siempre se ha destacado por tener una muy buena organización en el tema de la Emergencia, pues cuenta con personas capacitadas en esta área en todos los municipios y se han esmerado por replicar estas recomendaciones a juntas de vecinos y organizaciones sociales”.

Dijo que tras el evento ocurrido en Japón se lleva a efecto un constante monitoreo, “nosotros siempre tenemos que estar alertas y expectantes a lo que sucede en nuestro entorno primario y exterior. En Japón se están registrando réplicas importantes que superan los 6 grados.

Eventualmente esto podría generar un nuevo maremoto en Japón que podría repercutir en nuestro país, por eso estamos atentos”.

Finalmente llamó a la ciudadanía a estar pendientes de lo que pasa y prepararse, “pues la conciencia de la gente dura poco. Una vez pasado el 27 de febrero de 2010 nos equipamos en las casas con linternas, agua, botiquines, etc, pero pasado el tiempo se tiende a olvidar. Por eso nuestra misión es seguir educando a la gente para que estén preparados y sepan comportarse. Debemos tener planes de emergencias personales y en común con nuestros familiares, vecinos y compañeros de trabajo”, concluyó.

Deja un comentario

Deja un comentario