Ante la denuncia de familiares de víctimas del maremoto ocurrida el 27 de febrero 2010 en Constitución, de ser pasados a llevar por un staff de abogados que les ofrecieron ayuda gratuita en su momento, sin embargo, hoy los profesionales están pidiendo un 35 por ciento de comisión ante una eventual indemnización del Estado, el alcalde de la ciudad costera Carlos Valenzuela Gajardo reaccionó de manera categórica “Nunca he dejado de estar en contacto con ellos y ayudarles. Siempre estuvimos presentes desde que ocurrió la tragedia y hoy no será distinto”.

“Es un tema muy complejo que me duele mucho y pienso que podemos estar en presencia de un aprovechamiento del dolor de una tragedia. Por eso como municipio decidimos prestarle asesoría y facilidades el abogado de la alcaldía Robinson Opazo para interponer acciones legales. Además, conversar con el presidente de la Corte de Apelaciones la semana próxima y ver la posibilidad de quitar el patrocinio o en su defecto que los dineros no sean entregados directamente a los abogados”.

“Incluso como municipio estamos pidiendo audiencia con la primera dama o con el ministro del interior Andrés Chadwick para hacerle ver esta situación”, acotó.

El abogado Robinson Opazo explicó que acompañaron una serie de documentos ante el Cuarto Juzgado de Letras de Talca que dan cuenta de la revocación parcial de los mandatos entregados a los abogados que los representan, y esa petición dice relación básicamente con la facultad de estos profesionales de percibir dineros que pudieron obtenerse en virtud de los acuerdos que se logren con el fisco a través del Consejo de Defensa del Estado.

Deja un comentario

Deja un comentario