Con el objetivo de agradecer y reconocer los años entregados por los asistentes en apoyar la enseñanza de generaciones de niños y niñas de la comuna, muchos (as) de los cuales hoy ya adultos (as) son personas de bien.

En el salón del Centro de Extensión Cultural, aplicando el protocolo sanitario del ministerio de Salud por Pandemia, se realizó una emotiva ceremonia de despedida de seis Asistentes de la Educación que cumplieron años de trayectoria al servicio de la educación pública, con la presencia del alcalde Carlos Valenzuela Gajardo junto a concejales, a la directora (s) DAEM, María Carola Orellana Rojas, y a los directores de los establecimientos educacionales, profesores e invitados especiales.

La actividad fue impulsada por el municipio costero, a través del Departamento Comunal de Educación (DAEM) con el objetivo de agradecer y reconocer los años entregados por los asistentes en apoyar la enseñanza de generaciones de niños y niñas de la comuna, muchos de los cuales hoy ya adultos son personas de bien.

 “Esta ceremonia es la excusa perfecta para reconocer su ardua labor, compromiso y constante entrega por la educación, donde todos son importantes y se merecen tener una ceremonia como ésta, acompañados de sus directores y sus seres queridos”, acotó.

En el solemne encuentro, la primera autoridad comunal entregó un significativo mensaje, donde reconoció y valoró el gran aporte de estos trabajadores al desarrollo de la educación y la formación de muchos jóvenes en la comuna. Se trata de:

1.- Celinda Canales Chandia, Asistente de la Educación con función Administrativa, que inicia su carrera en el año 1996, en el Liceo de Constitución, desempeñándose en procesos de análisis y evaluación de los sistemas de gestión del establecimiento, con el objeto de contribuir con eficiencia y eficacia en las operaciones administrativas a su cargo. Desarrollando durante su carrera, sistemas de control, para el fiel y oportuno cumplimiento de los planes asignados con gran compromiso y entusiasmo día tras día y con un alto nivel de calidad, movilizando para ello sus diversos saberes profesionales a través de una mirada crítica y reflexiva.

2.- Laura Fuentes Valdés, Asistente de la Educación que inicia sus funciones en el año 1993 en el actual Liceo de Constitución, desempeñándose como 3.- Paradocente, siendo parte fundamental de la comunidad educativa del establecimiento, donde día a día con amor se fue involucrando en el resguardo de la convivencia escolar, además de la colaboración en la función educativa, buscando siempre el óptimo ambiente para el desarrollo del alumno fuera del aula, resguardando el control de la disciplina, siendo un mediador entre el estudiante y el ambiente, así como un guía y acompañante.

3.- Ana María Valdés Acevedo, Asistente de la educación que se desempeña como Auxiliar de Servicios, desde el año 1991 en la actual Escuela Enrique Donn Müller, cuyo apoyo ha sido fundamental en la tarea de colaborar y garantizar la seguridad de la comunidad educativa, del equipo docente y administrativo. Además de ser un sostén en la mantención y reparación de servicios generales. Destacándose por su sencillez, generando un clima de respeto hacia las personas y bienes con el que comparte día a día.

4.- Eulogia Rojas Rojas, Asistente de la Educación que inicia sus funciones en el año 1975 en la Escuela Enrique Donn Müller, desempeñándose como Paradocente, donde se ha destacado por su papel de modeladora, facilitadora, mediadora y participante, frente a los intereses del estudiante y sus necesidades fuera del aula. Sin dejar de lado el carisma frente al control de la disciplina. Apoyando y guiando así el proceso de enseñanza-aprendizaje de los estudiantes a su cargo.

5.- Emelina Muñoz San Martín, Asistente de la educación que se desempeña como Auxiliar de Servicios, desde el año 1991, comenzando en la actual Escuela Enrique Donn Müller, desempeñándose en la labor de aseo y ornato de cada una de las dependencias del establecimiento, exteriorizando con su ejemplo y sencillez al buen trato, siempre una sonrisa cálida transmitiendo el aprendizaje del respeto mutuo hacia la comunidad educativa. Además de garantizar la seguridad de la Escuela, del equipo docente y administrativo

6.- Nelly Opazo Orellana, Asistente de la Educación que inicia sus funciones en el año 1997 en la Escuela María Fresia Hormazábal, desempeñándose como Paradocente, donde se ha destacado por la búsqueda continua del equilibrio entre las buenas prácticas educativas y los efectos del entorno, es, por tanto, un agente de supervisión, que efectúa una función de asesor que busca con entusiasmo el cumplimiento de la normativa institucionales, para evitar cualquier tipo de riesgo a nivel escolar fuera del aula.

De acuerdo a la ley 20.964 del ministerio de Educación 

1° Son beneficiarios de este plan de retiro los asistentes de la educación que se desempeñen en establecimientos educacionales del sector municipal o en la administración central de educación,  que hasta el 30 de junio de 2022, hayan cumplido o cumplan 60 años de edad, en el caso de las mujeres, o 65 años de edad, si son hombres. Con todo, las mujeres podrán impetrar el beneficio a partir de los 60 años y hasta los 65 años.

2° Este plan de retiro considera una bonificación por retiro voluntario, de cargo del empleador y equivalente a un mes de remuneración imponible por cada año de servicio prestado en establecimientos educacionales o administración central, con un máximo de once meses.

Deja un comentario

Deja un comentario