A casi cuatro años de su entrada en vigencia, un 78 por ciento de las más de 28 mil parejas que han suscrito el Acuerdo de Unión Civil (AUC) son heterosexuales.

Desde el día en que entró en vigencia hasta agosto de 2019 se han celebrado 28.697 Acuerdos de Unión Civil a lo largo de todo el territorio nacional, de los cuales el 21% fueron suscritos por parejas del mismo sexo, un 51 por ciento son de hombres y un 49 por ciento son de mujeres.

En promedio, cada año se realizaron cerca de 7 mil de este tipo de uniones, al mismo tiempo que la cifra de matrimonios civiles se mantuvo por sobre los 60 mil anuales, tal como se venía registrando en años anteriores.

En 2010 hubo 62 mil matrimonios civiles, número que pasó a 66 mil en 2011 y 65 mil en 2012. Mientras que al año siguiente, en 2013, se registraron 63 mil y en 2014 67 mil.

Al contrario de lo esperado, el cuerpo legal que comenzó a regir en octubre de 2015 y que fue promovido como alternativa para parejas de distinto sexo que quisieran formalizar la convivencia, no interfirió negativamente en el número de matrimonios.

Así lo demuestran los datos oficiales proporcionados a Biobio Chile, que indican que en 2015 hubo 63 mil matrimonios, en 2016 se celebraron 64 mil, en 2017 se registraron 63 mil y en 2018 la cifra aumentó a los 66 mil.

Con todo, se infiere que el Acuerdo de Unión civil -además de sumar derechos a minorías- cumplió con convertirse en opción a un nicho de parejas heterosexuales que deseaban regularizar su relación y así obtener ciertos beneficios, pero evitando el contrato matrimonial que exige entre otras cosas fidelidad y resulta más engorroso de disolver.

Según La Tercera, entre el 22 de octubre de 2015 y el 31 de julio de este año, se han celebrado 21.951 uniones entre personas de distintos sexos y 6.082 entre parejas del mismo sexo.

La mayoría de estos acuerdos se han firmado en Santiago, con un 41 por ciento del total, seguido por Valparaíso, que concentra el 14,9 por ciento.

Jorge Lucero, director jurídico de Fundación Iguales, comentó que «la cantidad de uniones se ha mantenido y proyectamos que seguirá constante. Pero las personas siguen abogando porque se apruebe un matrimonio igualitario en Chile», consigna Coopertiva.

Uno de los aspectos cuestionados del AUC es la falta de aspectos de protección social, como la entrega de asignaciones familiares, pensiones, derechos de alimentos y filiativos, los que no permiten que dos mujeres sean inscritas como madre en caso de una adopción.

Deja un comentario

Deja un comentario