La agricultura es uno de los sectores con mayor potencial para utilizar la energía solar. Sin embargo, en Chile su desarrollo es aún incipiente, al igual que en el resto de las Energías Renovables No Convencionales (ERNC), y se requiere informar más activamente para que los privados inviertan y se convenzan que, a pesar de los costos iniciales, este tipo de sistemas son rentables en el mediano y largo plazo.

Es por esta razón, que el Ministerio de Agricultura, a través de la Fundación para la Innovación Agraria (FIA) —con el auspicio de la Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) y el Centro de Energías Renovables (CER) de CORFO— realizó en exitoso seminario al que asistieron más de 120 personas en la Región de Valparaíso.

Entre las conclusiones más importantes, se mencionó la relevancia de que el Gobierno realice una adecuada difusión de lo que son las ERNC, tanto a nivel de pequeños agricultores como de grandes empresas, sensibilizando al usuario final para que sea capaz de determinar si son útiles para su proceso productivo, generando así una demanda.

“Las ERNC en algunas casos son más baratas, en otros más caras, nunca son iguales y depende mucho de cómo cada país tiene distribuida su matriz energética. Pero Chile que no posee petróleo, gas, ni dispone de otro tipo de energía segura, les conviene este tipo de energía, sería más que viable y en ese sentido puede que sea un mito que sean más caras”, indica el director de la Plataforma Solar de Almería (CIEMAT) y codirector del Centro de Investigaciones de Energía Solar (CIESOL), de España, Sixto Malato.

En el caso específico de la energía solar, su potencial varía caso a caso, ya que cada proyecto tiene sus propias características, por lo que debe ser analizado en detalle. Considerando esto, más que una función de ahorro debe tenerse en cuenta como una alternativa de suministro a las energías convencionales, de acuerdo a los costos o dificultades de acceso que tienen los mismos usuarios.

“Hay una innumerable cantidad de opciones que se están realizando y surgiendo en el mundo que es importante conocerlas, quizás no para aplicarlas mañana pero sí para saber que están desarrollo. Por ejemplo, para una operación mediana o promedio, fácilmente en 5 a 6 años se puede recuperar lo invertido en este tipo de energías, que ciertamente en estos momentos es más cara, pero que se recupera”, señala el director de FIA, Fernando Bas.

La asociatividad también es un factor a considerar para reducir costos. Así, se presentó el ejemplo de la Asociación Nacional de Empresas de Eficiencia Energética (Anesco), que basa su quehacer en un novedoso servicio que plantea como meta, generar ahorros energéticos tan importantes que estos mismos costeen los procesos e inversión necesaria para la implementación.

La importancia del financiamiento

Los expertos de CIESOL que expusieron en el seminario informaron sobre experiencias en el tratamiento de agua con una tecnología de oxidación avanzada solar, que no está en Chile, pero toma preminencia al hablar de los contaminantes emergentes, un tema medioambiental que puede convertirse en discusión en los próximos años.

En el caso de la Universidad de California-Davis, se presentó el exitoso caso del balance entre los paneles fotovoltaicos y el crecimiento de plantas bajo invernadero, usando los dispositivos para generar energía solar como un sombreadero, lo que se transforma en un caso atractivo para poder replicarlo en Chile, por ejemplo en la zona norte.

Finalmente, a pesar que las ERNC no están totalmente desarrolladas en el sector agrario y que hay que masificarlas, el director de FIA, manifestó que el Gobierno y el Ministerio de Agricultura están preocupados de disponer de instrumentos que disminuyan los riesgos en este tipo de iniciativas.

El CER ofrece estudios de pre inversión, mientras que Innova Corfo lanzará próximamente financiamiento para el desarrollo de proyectos piloto.

En tanto, FIA a partir del 2013, entregará subsidios para que el sector se atreva a invertir en iniciativas de ERNC.

Deja un comentario

Deja un comentario