El empresario brasileño Leo Pinheiro, de la empresa constructora OAS, aseguró haber entregado 100 millones de pesos a la campaña presidencial de Michelle Bachelet en el año 2013.

Según publicó Folha, el empresario explicó que los contactos fueron realizados a través del ex presidente brasileño Luis Inácio Lula da Silva, quien a su vez lo trató con el ex Presidente Ricardo Lagos.

Este diálogo se debió a que la empresa brasileña quería garantías para continuar con la vigencia de un contrato para construir un puente en el sur del país.

De acuerdo al medio de comunicación, Lula solicitó el pago de 101,6 millones de pesos chilenos, los que se cancelaron a través de un contrato falso con la empresa Martelli y Asociados.

El operador político (ex PPD) Giorgio Martelli, condenado a una pena remitida por su participación en el caso SQM, reconoció haber contactado a OAS, pero descartó haber incurrido en situaciones ilegales con la empresa brasileña.

Pinheiro, ex presidente de OAS, ya había entregado detalles sobre esta situación en 2017, oportunidad en la que declaró ante la fiscal Ximena Chong, quien viajó a Brasil para recibir antecedentes sobre estos eventuales aportes y la entrega de un avión al ex candidato Marco Enríquez-Ominami.

 

Partido Radical pone «manos al fuego» por Bachelet

El presidente del Partido Radical, Carlos Maldonado, manifestó que «no tuve participación en la campaña de la ex Presidenta, no tengo información directa ni indirecta de esta situación, pero sí fui ministro de Justicia en su primer Gobierno, y soy presidente de un partido que fue parte de sus dos gobiernos, y en ese contexto, puedo dar fe y testimonio, asegurar la absoluta probidad de la ex Presidente Bachelet», consigna Cooperativa.

«Yo, como ex ministro de Bachelet, pongo las manos al fuego por ella, porque es una persona totalmente honesta. Lo que haya pasado en términos de precampaña o campaña, respecto de las personas que estaban a cargo de recaudar o administrar recursos para la campaña, es algo que tendrá que investigar la Justicia», sostuvo.

Desde el oficialismo, el diputado Juan Antonio Coloma (UDI) aseguró que «tanto Michelle Bachelet como el Partido Socialista negaron cualquier vínculo con OAS, y después de años de investigación, después de investigaciones de la fiscal Chong, donde todo se le ocultó, hoy día ha salido a la luz pública que habría existido un financiamiento, y nos damos cuenta que tal como sospechamos y señalamos durante años, este financiamiento también llegó a Chile».

«Vamos a iniciar no sólo investigaciones, no sólo presentación de acciones judiciales, sino que la persecución para que se pueda saber qué fue lo que ocurrió con OAS en Chile», dijo.

Deja un comentario

Deja un comentario