Un nuevo espacio de vinculación con la comunidad, a través de las actividades culturales y artísticas, será el edificio Bicentenario, cuyo avance conocieron autoridades de la Universidad de Talca en una visita a las obras cuyo término está programado para el primer semestre.

La nueva estructura se levanta en el Campus Talca, en el espacio que ocupaba la ex Biblioteca Central, cuyo edificio debió ser demolido tras el terremoto de 2010 y repuesto en otro lugar del recinto universitario.

Al referirse a la importancia del edificio Bicentenario -que albergará el aula magna, una sala de conciertos, un espacio de exposiciones permanentes para esculturas, en especial, las que pertenecen a la colección de Lily Garafulic-, el rector Álvaro Rojas destacó que es parte de un proyecto que profundiza la conexión entre la universidad y el medio.

“Queremos que sea un centro importante de irradiación cultural, de convocatoria de nuestra Escuela de Música”, dijo, para lo cual destacó que habrá un gran escenario con “una acústica cuidada al mínimo detalle” que permitirá recibir orquestas sinfónicas, junto a un espacio especialmente diseñado para realizar seminarios y conferencias.

Además, en el recinto se podrán efectuar ceremonias de carácter institucional, como graduaciones. “Va a ser un edificio propio de la vida universitaria, de vínculo con la comunidad y un importante motor del desarrollo cultura de la región y, si nos proyectamos más allá, también del país”, resaltó, refiriéndose al Museo Nacional de las Esculturas, que tendrá allí su lugar, con el Parque de las Esculturas, como un área complementaria a ese desarrollo.

PROGRAMA CULTURAL

Por todas estas características, el rector enfatizó que la iniciativa se convertirá en “un importante atractivo cultural que la Universidad de Talca pone a disposición de la región y del país y que está llamado a jugar un papel importante en la formación de nuestros estudiantes”.

Al mismo tiempo comentó que “poder ofrecer un programa cultural dinámico, moderno, con muchos elencos propios en este escenario es motivo de especial orgullo y no solo para nosotros, una universidad pública como la nuestra tiene que pensar permanentemente en la comunidad, en invitar, en convocar”.

También el prorrector, Pablo Villalobos, puso de relieve la trascendencia de la obra. “Vemos toda la amplitud y lo magnífico de este proyecto a través de sus plantas, y de las terminaciones que tendrá. Tiene una dimensión bastante importante lo que permitirá que cerca de 550 personas puedan presenciar obras de mayor envergadura que las realizadas hasta ahora en nuestros edificios relacionados con extensión”, expresó.

El prorrector manifestó su convencimiento de que el edificio, cuya construcción debiera terminar antes de fin de año, y las actividades que en él se lleven a cabo “van a ser un aporte muy relevante a la región y a su capital”.

CARACTERÍSTICAS

Sobre los detalles del proyecto, el arquitecto del Departamento de Desarrollo de Infraestructura de la Universidad de Talca, Cristián Alarcón, precisó que la superficie en construcción abarca 2014 metros cuadrados.

Explicó que el edificio contará con un espacio de acceso o foyer de 650 metros cuadrados, que albergará las esculturas de Lily Grafulic y dará conectividad a todos los recintos que tienen funciones específicas, entre los cuales se cuenta un auditorio para 100 personas y el aula magna, con capacidad para 540 personas, que está pensado para actividades de distinto tipo, como por ejemplo obras de teatro, óperas y conciertos.

Según explicó el profesional, las obras de construcción deben concluir a fines de mayo para dar paso al proceso de puesta en marcha, lo que implica operar los distintos sistemas técnicos relacionados principalmente con audio e iluminación.

Deja un comentario

Deja un comentario