El embarazo no deseado es un de los tantos problemas que se desprenden de la pandemia por el coronavirus, de acuerdo a un estudio realizado por el Fondo de Población de la ONU, junto con Avenir Health, la Universidad Johns Hopkins de Estados Unidos y la Universidad Victoria, de Australia.

La investigación llevada a cabo por estas instancias internacionales no solo reveló que esta crisis sanitaria podría tener un impacto catastrófico en la vida de millones de mujeres por la incapacidad de obtener anticonceptivos, también encontró que de continuar el confinamiento por unos seis meses más, 47 millones de mujeres en países de renta media y baja no tendrán acceso a métodos de cuidados modernos.

«Es un hecho conocido que las situaciones de catástrofe traen un aumento de la natalidad y, lamentablemente, esto en principio es a costa de embarazos no deseados y en grupos vulnerables, lo que empeora más su situación de precariedad tanto biomédica como social, en una situación de por sí ya muy compleja», afirmó la doctora Andrea von Hoveling Schindler, Directora Sociedad Chilena Endocrinología Ginecológica (SOCHEG).

Situación en Chile

Aunque esta situación genera preocupación a nivel mundial, la doctora Andrea von Hoveling Schindler, precisó que en Chile «todavía no tenemos datos específicos a nivel local, pero todo indica que sí está ocurriendo, y ya desde hace varios meses».

De hecho , la también delegada para Chile de la Red Iberoamericana de Salud Sexual y Reproductiva (REDISSER), comentó que ella y otros colegas han recibido casos de embarazos no deseados en sus consultorios, cuyos relatos suelen repetirse: «no pude ir a buscar/comprar mi método anticonceptivo, o pensé que no iba a retomar la actividad sexual pero tuve la oportunidad de ver a mi pareja y no me preparé».

La experta agregó: «de igual manera estamos viendo muchas parejas que recurren a técnicas que sabemos que no sirven, como el coitus interruptus. Y, sobre todo en adolescentes, escuchamos mucho el ‘nunca pensé que me iba a pasar’, consigna Meganoticias.

Al ser consultada sobre un número estimado de casos de embarazos no deseados en nuestro país, la especialista aseguró que «es imposible acercarnos a una cifra en estos momentos, dado que tendríamos que conocer la cantidad de mujeres que han suspendido sus tratamientos (no aclarada al día de hoy) y según eso estimar los embarazos que ocurrirían».

Es así como la doctora insistió que más que el número total, «nos preocupa cada mujer y cada grupo familiar que, en condiciones de tremenda precariedad e incertidumbre, tendrían que sobrellevar un embarazo no planificado. El llamado, por tanto, es a prevenir».

Otras razones

La ginecóloga destacó que en medio de la pandemia muchas familias han quedado vulnerables económicamente, esta es una de las razones que influiría en la adquisición de anticonceptivos; a la cual se suma, por ejemplo, el hecho que una mujer o su pareja decida priorizar otros gastos, dejando a un lado su cuidado ante un embarazo.

«Por una parte, las mujeres o parejas que compran su anticonceptivos priorizan otros gastos en situación de premura económica. Las mujeres que acuden al consultorio para retirar los medicamentos tienen dificultad para tomar hora (por priorización de otras atenciones) o simplemente tienen miedo de salir», detalló la Ginecóloga-Obstetra y , consigna Meganoticias.

Recomendaciones

Ante este panorama, la doctora hace un llamado a no suspender el método anticonceptivo, salvo que se requiera médicamente o que se hayan agotado todas las alternativas de conseguirlo o comprarlo. En este caso, lo ideal «es comunicarse con sus centros de salud, porque muchas cosas han mejorado en la última semana y es muy probable que puedan acceder a atenderlas».

Von Hoveling informó que hace unas semanas se dio a conocer un instructivo del Ministerio de Salud que considera la anticoncepción como una de las atenciones fundamentales en pandemia, «por lo tanto pedimos que las usuarias se comuniquen con sus consultorios para ver la modalidad en que esto se está llevando a cabo. No podemos descuidarnos».

 

Deja un comentario

Deja un comentario