En estos días, a propósito de la teletón, el tema de la discapacidad lo analizamos con mayor detención, sin duda, a partir de las historias de vida presentadas, podemos imaginar los enormes esfuerzos que diariamente deben realizar las personas con alguna discapacidad y sus familias, y reflexionar sobre las múltiples barreras que deben derribar.

La palabra discapacidad se asocia a la falta o carencia de alguna capacidad o habilidad, y puede manifestarse a nivel sensorial, físico, psíquico e intelectual. Estas discapacidades se traducen en dificultades para resolver algunas cuestiones, incluso cotidianas, que implican buscar sistemáticamente acomodaciones de todo tipo para enfrentarlas.

El día 3 de diciembre se celebra el día internacional de la discapacidad, seguramente la ocasión será propicia para volver a plantear los múltiples retos en torno al tema. El desafío permanente es generar una sociedad más inclusiva, que se ocupa de todos sus miembros considerando sus particularidades. En el área de la Educación, sin duda hay muchas herramientas que han ido fortaleciendo y mejorando la calidad y cantidad de apoyos necesarios para responder a estas dificultades.

Diversas organizaciones en el mundo se han preocupado de sistematizar acciones concretas, pero aún no es suficiente, todavía en nuestro país hay personas que no encuentran las respuestas que necesitan, por lo que es necesario seguir trabajando en el logro del desarrollo pleno.

Una vez al año se celebra el día internacional de la discapacidad, pero los 364 días restantes hay que seguir recordando que el camino para la inclusión total aún se está haciendo y todos estamos llamados para aportar y ser parte de él.

Pamela Jofré Bustos
Académica de la Escuela de Educación Especial
Universidad Católica del Maule

Deja un comentario

Deja un comentario