Los expertos señalan que en las próximas semanas va a hacer más frío, lo que va a coincidir con las vacaciones escolares de invierno. Los niños, entonces, van a estar obligados a mantenerse dentro de sus casas, lo que significa que la exposición a accidentes domésticos aumenta en forma natural.

Según un estudio de Coaniquem, el 84,3% de las quemaduras ocurre a niños menores de 5 años, lo que es sólo un ejemplo de los riesgos que corren nuestros pequeños. Por eso, Trinidad Ortúzar, directora comercial del portal especializado en seguridad infantil, www.niñoseguro.cl comenta que “La clave está en evitar estas situaciones de riesgo”, y agrega que “Cuando escuchamos consejos de cómo hacer nuestra casa un lugar más seguro, todo nos parece obvio, pero llegado el momento son pocos los padres que sí los aplican. Creemos que eso es lo que hace falta en Chile, que exista mayor conciencia a nivel social y político acerca de las condiciones de infraestructura en las que nuestros niños crecen, así como qué tan preparados están quienes los cuidan, sea quien sea”.

«Las tasas de accidentabilidad aún son muy altas en Chile y nuestro objetivo es evitar que estos episodios ocurran y promover la conciencia respecto a la vulnerabilidad de los más pequeños. Creemos indispensable que el cuidado del menor comience en los espacios familiares y educativos, por lo que es fundamental que tanto los padres, profesores y quienes cuidan a niños en general, estén preparados para cualquier situación y sepan reaccionar a tiempo, ya sea para prevenir accidentes o para reanimar en caso de emergencia», asegura Trinidad Ortúzar.

La profesional entrega consejos claros y específicos acerca de cómo hacer que las casas no sean peligrosas para los niños en este invierno, especialmente desde que gatean hasta los cuatro años, periodo en el que son más inquietos y no siguen con precisión las instrucciones.

1. Poner barreras en estufas, chimeneas y cañerías de agua caliente para que los niños no las toquen.

2. Los niños no deben tener acceso a los controles de las estufas, hay que buscar la manera de bloquearlos.

3. Si se usa una estufa o chimenea, enseñarle al niño, desde bebé, a no acercase.

4. Extinguir completamente el fuego de la chimenea ya que podría volver a prenderse.

5. Evitar el uso de frazadas eléctricas en los niños.

6. Si el niño duerme muy arropado, podría asfixiarse. Es importante evitar taparlo con muchas frazadas.

7. Si se usa estufa a parafina, debe cuidar donde almacena el combustible. Si es a gas, vigilar que el niño no pueda abrir la llave de paso. Y si es eléctrica, precaución con los cables y enchufes.

8. Nunca dejar a un niño pequeño solo en una pieza con una estufa encendida.

9. Nunca dejar ningún tipo de olla sobre la estufa.

10. Las cajas de fósforos deben estar lejos del alcance de los niños.

Acerca de www.niñoseguro.cl
El portal Niño Seguro nace de la necesidad de Trinidad y María José de resguardar de mejor manera el crecimiento de sus hijos. Trinidad, constructora civil y profesora, tiene un hijo de tres años llamado León. María José es madre de Tomás y espera su segundo hijo. Ella es psicóloga especialista en temáticas de reparación y prevención de maltrato infantil y abuso sexual. Ambas decidieron complementar sus conocimientos, vivencias y temores para que la etapa de crecimiento de sus niños sea disfrutada al máximo reduciendo los riesgos y resguardando cada espacio.

Deja un comentario

Deja un comentario