El cuerpo de la joven talquina Karina Bobadilla, de 22 años que murió en Brasil tras recibir múltiples puñaladas a manos de un hombre de 40 años, podría ser repatriado en diez días a Chile.

Según se informó el consulado ya inició los trámites para traer el cuerpo de la malabarista que llevaba casi un año viajando por el continente. Sin embargo, habrá que esperar como mínimo diez días para que termine la investigación policial.

El principal sospechoso del crimen fue detenido y llevado este lunes a la Comisaría de Homicidios y Protección de la Persona (DHPP) de Río Branco, donde confesó el crimen.

De acuerdo a la información que ha surgido desde la justicia de dicho país, el sujeto se habría obsesionado con Karina Bobadilla, a quien habría seguido por más de 10 días, interceptándola en un lugar apartado de la ciudad, donde le propinó al menos seis puñadas.

Deja un comentario

Deja un comentario