La Vicerrectoría de Reconstrucción de la Universidad de Talca en conjunto con el Instituto de Humanidades “Abate Molina”, se encuentra abocada a la reubicación de la remodelada escultura del destacado intelectual del siglo XVIII, Abate Juan Ignacio Molina, en la fachada del emblemático liceo que lleva su nombre.

La escultura del Abate Molina es la primera obra estatuaria fundida en Chile, inaugurada el 16 de septiembre de 1861 y es la más conocida de su autor Augusto François. Desde esa fecha estuvo colocada en Alameda de Santiago, frente a la Universidad de Chile y en 1927 fue traída a Talca y emplazada frente al Liceo de Hombres que ese año cumplía el primer centenario de su fundación. Esto, porque el intelectual donó parte de su legado intelectual al establecimiento municipal, para su instalación.

“La recuperación del patrimonio escultórico fue un compromiso asumido por la Universidad de Talca después del terremoto y ahora haremos entrega de una de las obras dañadas. Aunque la serie de permisos que se deben obtener para la intervención de la pieza, su traslado, el cambio de emplazamiento y su inclusión como proyecto bajo la ley de donaciones culturales, ha tardado varios meses, ya estamos a la espera del ingreso de la donación para ejecutar los trabajos de preparación de la nueva plaza y el emplazamiento de la escultura”, comentó el vicerrector de reconstrucción, Carlos Torres.

LUIS MONTES

El artista y fundidor Luis Montes fue el encargado de restaurar la pieza que quedó severamente dañada traes caer de su pedestal perdiendo la cabeza del Abate, hombros, pluma y cabeza de cóndor. En su taller debieron ser modelados nuevamente las piezas faltantes “luego las fundimos en bronce y se adhirieron mediante uso de soldadura. La cabeza, aparte de su desprendimiento, quedó rota la mejilla derecha y debió ser restituida volumétricamente”, dijo el escultor.

“La escultura fue protegida con el uso de cera microcristalina, además de un sistema de anclaje que fijará la obra en el pedestal y evitará una nueva caída. Este trabajo nos llena de satisfacción”, agregó.

Sólo queda esperar que el traspaso de los montos estipulados para comenzar la licitación pública e iniciar la construcción de la plaza de acceso que pretende constituir un nuevo espacio e hito para la comunidad maulina.

Deja un comentario

Deja un comentario