Una fiscalización para conocer sus medidas preventivas contra el Covid-19 en el marco del plan “Paso a Paso Laboral” realizó entre el martes y miércoles último en ocho notarías de Talca y Curicó la Dirección del Trabajo. 

Los operativos de control basado en el Formulario Único de Fiscalización (FUF) fueron encabezados por la directora regional del Trabajo, Pilar Sazo, a quien acompañó en Curicó el gobernador provincial Roberto González.

La Dirección del Trabajo actuó respaldada por el artículo 184 del Código del Trabajo, que impone a los empleadores la protección eficaz de la vida y salud de sus trabajadores.

Pilar Sazo dijo que “dentro del ciclo inspectivo especial que hemos desarrollado desde marzo en distintas etapas de la pandemia y en diversos sectores económicos y productivos, ingresamos ahora al control de la seguridad en los centros de trabajo en medio del plan de retorno del paso a paso laboral, fiscalizando otras actividades, como la bancaria, días atrás, y esta semana la de las notarías”.

En efecto, en la primera semana de septiembre la Dirección del Trabajo fiscalizó a seis sucursales bancarias en Talca y Linares.

Falencias detectadas en Curicó

Las fiscalizaciones del martes en Curicó abarcaron a las notarías Domínguez, Hernán Fuentes Acevedo, René León Manieu y Campos Vial, todas en el casco céntrico.

En todos los casos se informó primero a los notarios del propósito de la fiscalización y luego se efectuó el chequeo de higiene y seguridad según lo contenido en el Formulario Único de Fiscalización, que ya es de conocimiento público, y se revisaron las dependencias y servicios higiénicos. En tres de las notarías se constataron infracciones que deberán ser subsanadas para garantizar que no habrá contagios entre funcionarios y clientes. De no hacerlo, las notarías se exponen a multas de hasta 60 Unidades Tributarias Mensuales, equivalentes en septiembre a $3.019.320.

En la notaría Domínguez –con 15 funcionarios- se dejó un acta de constatación de infracciones y compromiso de corrección que deberá ser respondida por la notaría. Entre otros documentos que deberán ser entregados a la Dirección del Trabajo figuran protocolos de Covid-19 y de derecho a saber y un procedimiento de trabajo seguro de sanitización y desinfección.

Para corregir las falencias concretas se ordenó la instalación de acrílicos separadores en el segundo nivel y también en salas, disposición de dispensador de alcohol gel, colocación de basureros con tapas y bolsas y mantención de extintores de incendio en sitios de fácil acceso y debidamente señalizados.

Asimismo, se ordenó limitar la capacidad de asientos y marcar aquellos en los que no está permitido sentarse, como también información al público acerca del aforo máximo y del uso de mascarillas y mantención del distanciamiento social. Además, se ordenó aumentar la señalética de alerta contra el Covid-19 y señalización de las vías de evacuación y salida de emergencia.

Para mejor protección de sus trabajadores se pidió a la notaría elaborar un documento con derecho a saber sobre el riesgo de contagio, capacitación específica y la entrega general de elementos de protección personal y específica para quienes realizan labores de limpieza, como pechera desechable o reutilizable, mascarilla y guantes.

Por último, se revisará el caso de un trabajador que señala tener enfermedades de base que le impedirían desempeñar sus labores de forma presencial.

En la notaría Hernán Fuentes Acevedo –con 10 funcionarios- se dejó requerimiento del protocolo del Covid-19, del procedimiento de trabajo seguro de sanitización y desinfección y de derecho a saber. También se ordenó la entrega de elementos de protección personal y la instalación de acrílicos separadores entre trabajadores en mesón y atención de público y mesas de firma de escrituras.

En la notaría René León Manieu -10 funcionarios- se dejó el requerimiento del protocolo del Covid-19, del procedimiento de trabajo seguro de sanitización y desinfección y de derecho a saber. Igualmente se exigió la entrega de elementos de protección personal.

Así también se dejó un acta de constatación de infracciones y compromiso de corrección. Esto apuntó a la instalación de acrílicos separadores entre trabajadores en mesón y atención de público, de señalética de vías de evacuación y de extintores de incendio. También deberá incorporar el Covid-19 en el reglamento interno de higiene y seguridad y realizar sanitización de las instalaciones. 

En la notaría Campos Vial se hicieron observaciones menores para ser corregidas.

Notarías de Talca

Las fiscalizaciones en la capital regional se prolongaron durante cuatro horas –entre las 10 y las 14 horas- del miércoles último.

En la oportunidad se inspeccionaron cuatro notarías: Angelita Hormazábal Alegría, Teodoro Duran Palma, Enrique Ortiz Schindler y Silva.

En general, todas cumplían con las medidas exigidas en el Formulario Único de Fiscalización.

Por ejemplo, se constató que los trabajadores contaban con elementos de protección para Covid-19, dispensadores de alcohol gel, agua, jabón y tollas de papel. Asimismo, mantenían una distancia física superior a un metro y tenían conocimiento de los riesgos del virus.

Además, en las dependencias había señalética de uso obligatorio de mascarillas delimitación de distancias, control de temperatura, ventilación natural, aforo máximo de clientes, productos de limpieza y desinfección con registro del Instituto de Salud Pública.

Deja un comentario

Deja un comentario