En 18 comunas de la región del Maule, familias vulnerables y de clase media, tanto del campo como de la ciudad recibieron diversos subsidios del Ministerio de Vivienda y Urbanismo en el último mes.
En total fueron 2.367 familias de las comunas de Pencahue, Pelarco, Molina, Hualañé, Rauco, Curicó, Río Claro, Parral, Linares, Colbún, Longaví, San Javier, Villa Alegre, Yerbas Buenas, Maule, Constitución, Cauquenes y Chanco.
En solemnes ceremonias realizadas en las mencionadas comunas, las familias recibieron subsidios estatales para la construcción de viviendas, arriendo, mejoramiento y ampliación, así como escrituras que los acreditan como propietarios.
“Nosotros somos personas humildes que no tenemos para hacer una ampliación y las casas son tan pequeñas que faltan dormitorios”, señaló María Guzmán Espinoza, presidente del comité “La Estrellita” de Parral.
“Iban a mi casa porque se demoraban las cartolas. Cuando llegaron los subsidios y les dije, muchas lloraron. Están muy feliz”, recordó Mariolis Parada, presidenta del comité Don Adrián.
“Como los recursos no alcanzan para todo, esto es un gran alivio que ayuda bastante a las familias”, compartió el curicano Marcelo Muñoz.
“Es un día que va a quedar en las memorias porque muchas familias sufrieron bastante, lo perdieron todo y ahora son dueños nuevamente de sus casas”, dijo en Constitución doña María Elena Salas.
Para el director (P. y T.) de Serviu-Maule, Omar Gutiérrez Mesina, mejorar las condiciones de las viviendas, de los espacios públicos y retomar el trabajo con el mundo rural requiere de una cantidad importante de recursos. Por tanto, resulta indispensable aprobar e implementar la reforma tributaria impulsada por el gobierno de la Presidenta Michelle Bachelet.
“El esfuerzo que desarrolla el Ministerio de Vivienda está dado porque existen muchas familias con situaciones pendientes. Estamos trabajando para mejorar las políticas de vivienda en dos sentidos: uno que dice relación con los temas de financiamiento y mejoramiento de los instrumentos legales, pero también en temas calidad”, dijo Omar Gutiérrez Mesina.
Del total de familias beneficiadas, 1.520 fueron beneficiadas para ejecutar proyectos de mejoramiento y ampliación a través del Programa de Protección del Patrimonio Familiar, 150 obtuvieron el subsidio del Fondo Solidario para la Vivienda, 107 recibieron el nuevo subsidio para arriendo y se entregaron escrituras que convirtieron a 440 familias en propietarios de la vivienda que habitan.

Deja un comentario

Deja un comentario