Imagínatelo: tienes unas fantásticas gafas Ray-Ban y de repente se te rompe un cristal o una patilla. Esto, y el que te salga un tornillo o que se caigan las plaquetas nasales de las mismas es algo que puede llegar a pasar.

¿Significa eso que tienes que renunciar a ellas o al menos enviarlas a algún sitio en el que te las arreglen? Para nada, puedes hacerlo por ti mismo (ahora te contaremos cómo) muy fácilmente. Basta con que adquieras los repuestos Ray-Ban

¿Cómo adquirir los repuestos Ray-Ban?

Hacerte con unas patillas, repuestos, complementos o cristales Ray-Ban no podría ser más sencillo. Por ejemplo, en la página cristalesrepuestos.com, que ofrece repuestos completamente originales y accesorios como un estuche Ray-Ban o una gamuza para limpiar tus gafas. Incluso otras cosas como Oakley repuestos

El sistema de búsqueda de cristalesrepuestos.com es realmente intuitivo. Basta con que introduzcas los cuatro primeros números del modelo de tus gafas Ray-Ban y aparecerán todos los accesorios relacionados con ellas para que así escojas el que necesitas.

Consigue tus repuestos en cualquier lugar del mundo

Además, también puedes comprar allí mismo funcionales y cómodos destornilladores con los que reparar tus gafas será todavía más sencillo. No importa en el lugar en el que estés, pues hacen envíos a todo el mundo.

Por si fuera poco, ofrecen el mejor servicio post-venta. Incluso ponen a disposición de sus clientes un número telefónico y un WhatsApp en los que están disponibles en su horario de atención al cliente.

También un correo electrónico y un formulario en la propia página web para que se les consulte cualquier tipo de duda.

Envíos y devoluciones

Una vez que hagas tu pedido, podrás hacer su seguimiento en todo momento. En cuanto a lo que tardarán los repuestos en llegar a ti, esto dependerá de factores como el lugar donde te encuentres o el stock disponible, pero en pocos días los tendrás.

Asimismo, una vez que te llegue el paquete, tendrás 14 días naturales para hacer cualquier devolución. En el caso de que haya algún problema, basta con que conectes con ellos para que te asesoren durante todo el proceso.

Pon los recambios tú mismo

Puede que eso de sustituir tú mismo las piezas rotas de tus gafas Ray-Ban te suene a algo complicado al principio si nunca has hecho algo parecido, pero no hay nada que temer, pues resulta muy sencillo.

En la web de cristalesrepuesto.com te explican paso a paso cómo llevar a cabo todo el proceso y los materiales que necesitarás en función del material del que sean tus gafas, así como de otros factores (en la misma página se especifican todos los detalles y condiciones).

Y esas explicaciones no se limitan solo a texto y fotografías. Además, también incluyen vídeos para que no haya ningún tipo de duda, aunque recuerda que si surge alguna están a tu disposición para resolverla.

Por otro lado, también proporcionan información sobre otros temas relacionados con el mantenimiento de tus gafas como tutoriales para ajustarlas correctamente.

Como habrás visto, el hecho de que tus gafas Ray-Ban sufran algún desperfecto afortunadamente no implica que tengas que sustituirlas por otras o llevarlas a algún lugar para que las reparen.

Lo cierto es que es tan sencillo hacerlo que basta con que recurras a los servicios de una web como esta, en la que te hacen llegar todo el material y la información para que lo hagas tú mismo.

Deja un comentario

Deja un comentario