Proyecto de acuerdo de la Comisión de Reconstrucción concitó respaldo transversal en la sala y surgió de las propuestas que la representante del Maule Sur hizo públicas al cumplirse un año del terremoto. “Son ideas que buscan reimpulsar la reconstrucción tanto desde la ética como desde la gestión”, aseguró la legisladora

Un proyecto de acuerdo que solicita la adopción de 16 medidas para hacer más eficiente la reconstrucción, tanto en el ámbito de la ética como de la gestión, aprobó por unanimidad el Senado durante una sesión especial para analizar la labor desplegada a un año de la catástrofe. La iniciativa surgió desde la Comisión Especial de Reconstrucción y recogió la totalidad de las propuestas que la Senadora por el Maule Sur, Ximena Rincón, presentó al cumplirse un año del terremoto y tsunami como resultado del trabajo en terreno desplegado junto a damnificados y diversas organizaciones sociales.

Al respecto, la parlamentaria valoró el respaldo transversal a las medidas, que a su juicio se explican por el origen ciudadano de las mismas y por el efecto que tendrán en las políticas públicas que se despliegan en la zona afectada por el terremoto y tsunami del 27 de febrero del año pasado.

“Tuvimos un extensa y profunda sesión especial para analizar la reconstrucción con los ministros de Salud, Educación, Obras Públicas, Vivienda e Interior y como conclusión de esta sesión se aprobó un proyecto de acuerdo sometido a consideración de la Sala por la Comisión de Reconstrucción que integran los representantes de las zonas afectadas. En esta iniciativa se recogieron y consensuaron las once propuestas que presenté durante el primer aniversario del terremoto y otra, que hice presente durante la discusión y que obedece a planteamientos de la Cámara de Comercio de Linares respecto a las contribuciones y pago de derechos de construcción por parte comerciantes afectados por la catástrofe. Nos sentimos contentos de este respaldo en la Sala y esperamos que el Gobierno reaccione frente a esta solicitud en el Senado de la República”, precisó la legisladora.

PROPUESTAS

Añadió que entre las medidas propuestas en el proyecto de acuerdo está el aumento en el monto del subsidio habitacional rural para incentivar la construcción de casas en el mundo campesino, tanto o más afectado que las áreas urbanas por el terremoto. También se solicita un esfuerzo adicional del Gobierno para entregar becas que efectivamente contribuyan a la permanencia digna en universidades y liceos de los estudiantes que aún son víctimas de la catástrofe.

Otras propuestas de la Senadora Rincón que recoge la iniciativa es una segunda versión del programa de apoyo para micros, pequeños y medianos empresarios que llevó adelante Sercotec, ya que en todas las comunas quedaron excluidas de este beneficio personas que necesitan poner en pie sus negocios y que no calificaron por problemas ajenos a su voluntad.

“El proyecto de acuerdo también insiste en eliminar el DICOM como requisito para acceder a préstamos bancarios en el caso de damnificados que requieran recursos para vivienda o negocios”, aseguró la legisladora, quien propuso que las superintendencias de Bancos e Instituciones Financieras y Valores y Seguros realicen una revisión completa y exhaustiva revisión de los créditos y seguros comprometidos, ya que a la fecha el proceso de respuesta ha sido lento o ineficiente de parte de los bancos y compañías de seguros.

Ximena Rincón dijo que el proyecto también acoge su solicitud de un bono invierno para miles de familias que aún no hayan recibido su casa nueva y que deban preparar sus viviendas de emergencia para la temporada de lluvias.

También se pide que el Ministerio de Justicia dote de recursos humanos y atribuciones suficientes a las corporaciones de asistencia judicial para llevar adelante los procesos por fallas constructivas en casas y edificios.

En materia de transparencia, el proyecto de acuerdo pide incorporar a damnificados y municipios de manera activa a la reconstrucción y también una mayor regulación por lo que definió el mercado de la reconstrucción, porque de lo contrario los beneficios no llegarán a los damnificados, sino que a los empresarios.

Finalmente, la iniciativa pide que el Gobierno garantice el derecho de los damnificados a no ser desplazados de sus barrios tradicionales y agotar los esfuerzos para evitar migraciones que generen tensión social.

Deja un comentario

Deja un comentario