Marcela Albornoz lamentó irrupción de alumnos en evento de reapertura del Teatro Abate Molina. “Fue una falta de respeto hacia el público y hacia sus propios compañeros que trabajaron durante meses para ofrecer un montaje de gran calidad”.

“Con ello pierde la Región del Maule, pierde la ciudadanía y pierden los jóvenes. Hoy jueves, teníamos previsto una función especial para colegios y liceos. Sin embargo, lo ocurrido nos obligó a cancelarla”.

La directora del Centro de Extensión de la Universidad de Talca, Marcela Albornoz, lamentó los incidentes ocurridos durante la reapertura del Teatro Abate Molina protagonizados por una treintena de jóvenes estudiantes que no pertenecían a ningún estamento reconocido por parte del alumnado de la Universidad de Talca.

Albornoz calificó lo ocurrido como un “atentado a la cultura” que perjudicó a la comunidad en su libre acceso a una actividad de relevancia, preparada con dedicación y profesionalismo.

“La obra ‘Recorriendo las óperas de Mozart’, que cuenta con el aporte del proyecto FONDART “Asociatividad para el Fomento de la ópera en Chile”, es un proyecto de alta calidad que se vio opacado por la irrupción de una minoría que no representa al Pleno de Presidentes de Centros de Alumnos, ni tampoco al sentir mayoritario de los jóvenes”, dijo.

“Era una noche para celebrar con la reapertura del Teatro “Abate Molina” y con las óperas de Mozart, cuando un grupo de treinta estudiantes decidió aprovechar esa instancia para manifestarse con una falta de respeto extrema hacia el público y hacia sus propios compañeros que trabajaron durante meses para ofrecer un montaje de gran calidad”.

MENOSCABO

La directora de Extensión sostuvo que el teatro permaneció un año y medio cerrado, producto de las graves secuelas que dejó el terremoto en su infraestructura. “Con gran esfuerzo se realizó su reconstrucción y considerábamos que la comunidad se merecía un acto de gala en su reapertura. Sin embargo, éste se vio opacado por un grupo que no tuvo ninguna consideración con las personas que habían asistido a disfrutar de la actividad”.

La autoridad subrayó que los manifestantes “no tuvieron reparos en invadir y permanecer en el Centro de Extensión, sin sopesar el daño que con su actitud causarían a la comunidad a la que van dirigidas nuestras actividades”.

“Con ello pierde la Región del Maule, pierde la ciudadanía y pierden los jóvenes. Hoy jueves, teníamos previsto una función especial para colegios y liceos. Sin embargo, lo ocurrido nos obligó a cancelarla”.

Manifestó que lo acontecido la noche del miércoles “vulnera los derechos de las personas a asistir a un acto cultural, y no se condice con la esencia del estudiante universitario. Si bien se trató de la actuación de un grupo minoritario, pudo haber graves consecuencias, dado que en dos de las salas del Centro de Extensión se exhibían grabados de incalculable valor del artista Roberto Matta, los que alcanzamos a retirar y poner a resguardo. Es el peor homenaje al afamado pintor chileno, junto en el mes del centenario de su nacimiento”.

PUENTE CULTURAL

Marcela Albornoz indicó que la labor de extensión de la Universidad de Talca “ha asumido la responsabilidad de ser un puente cultural con la sociedad. En su forma y en su esencia connota el compromiso férreo de nuestra institución de entregarle a la ciudadanía una cultura de primer nivel. Nuestro deber va mucho más allá de organizar actividades o eventos, pues asumimos la cultura como un soporte de la sociedad, como una forma de contribuir a la construcción de nuestra propia identidad. Es la razón por la que hemos democratizado la cultura, acercándola a las personas para beneficio de todos, una cultura de puertas abiertas y de acceso gratuito”.

Lamentablemente, los hechos descritos “nos obligan a reevaluar el desarrollo de nuestra programación de actividades culturales para el corto plazo”, subrayó.

Deja un comentario

Deja un comentario