Cinco trabajadores del supermercado Acuenta de Talca fueron suspendidos ayer martes de sus funciones por la Inspección Provincial del Trabajo al establecerse que fueron contacto estrecho de un sexto trabajador que dio positivo por Covid-19.

La suspensión de labores de los cinco trabajadores se originó tras comprobarse el caso de contagio de un trabajador del supermercado el pasado 2 de julio. La empresa no tomó las medidas de resguardo para los otros compañeros de turno que mantuvieron contacto estrecho con el enfermo y que hasta este martes seguían cumpliendo funciones.

La directora regional del Trabajo, Pilar Sazo, explicó que “acudimos de inmediato apenas supimos del contagio por Covid-19, porque es nuestro deber proteger la vida y salud de los trabajadores, y al percatarnos que los compañeros de turno del trabajador enfermo seguían laborando decidimos de inmediato suspender sus tareas a la espera de la realización de los test que determinen si están contagiados o no con Covid-19”.

Pilar Sazo añadió que la medida de suspensión está respaldada en el artículo 184 del Código del Trabajo que impone a los empleadores proteger eficazmente la vida y salud de los trabajadores.

La empresa Abarrotes Económicos Supermercado Acuenta tiene plazo hasta este viernes 10 de julio para presentar la documentación que acredite si los cinco trabajadores suspendidos están contagiados o no.

La suspensión de labores será levantada solo para los trabajadores que den negativo en los test, sean todos o algunos de ellos. Por otra parte, la empresa se expone a una multa de 60 UTM, además de mantener la suspensión de trabajo de quien resultó finalmente contagiado.

Deja un comentario

Deja un comentario