Un programa de fiscalización al trabajo agrícola de temporada, que abarcará el transporte de trabajadores y las condiciones laborales en predios y packing, inició la Dirección Regional del Trabajo del Maule.

Las fiscalizaciones comenzaron el pasado lunes 4 de enero y se prolongaran hasta marzo próximo, abarcando todas las provincias y comunas de la región del maule.

La Directora Regional del Trabajo del Maule, Pilar Sazo, señaló que “el objetivo del programa es verificar el cumplimiento de la disposición legal del artículo 184 del Código del Trabajo y D.S. 594, que establecen que el empleador estará obligado a tomar todas las medidas necesarias para proteger eficazmente la vida y salud de los trabajadores, informando de los posibles riesgos y manteniendo las condiciones adecuadas de higiene y seguridad en las faenas, como también los implementos necesarios para prevenir accidentes y enfermedades profesionales”, añadiendo que el presente programa verificará especialmente las medidas tomadas por las empresa para prevenir el contagio del COVID-19 entre sus trabajadores”. 

En este contexto, se realizarán aproximadamente 600 fiscalizaciones en la región. En ellas se incluirá controles al transporte de los temporeros y en predios y packing.

Algunas de las materias que se controlarán serán contratos de trabajo, pago de remuneraciones, obligación de informar respecto de los riesgos laborales, entrega de elementos de protección personal a los trabajadores, y todas las medidas para evitar el contagio del Covid-19, tales como entrega de mascarillas, sanitización y desinfección de los lugares de trabajo, señalización de los aforos, y distanciamiento físico, entre otros.

Las multas que se exponen las empresas que no estén cumpliendo con lo dispuesto en la Ley laboral podrían llegar hasta los 3 millones de pesos por infracción, dependiendo de la cantidad de trabajadores que tengan contratados.

Suspensión de dos furgones

Una de las primeras consecuencias del programa inspectivo es la suspensión el pasado miércoles de dos furgones que transportaban a trabajadores temporeros en la comuna de Romeral debido a que sus conductores no contaban con la licencia profesional para el manejo de este tipo de transportes.

Las suspensiones fueron aplicadas en el marco de un operativo de la Inspección Comunal del Trabajo de Curicó, encabezado por la directora regional, Pilar Sazo, y la coordinadora inspectiva regional, Romina Albuquerque, que abarcó a esa comuna y también a la de Teno, donde se inspeccionaron dos packing, y en el que estuvieron por separado los alcaldes Carlos Vergara y Sandra Valenzuela, respectivamente.

Los choferes de los dos vehículos suspendidos fueron también sancionados con multas de 10 UTM cada uno.

Otros tres furgones no portaban el letrero identificador de la actividad también recibieron sanciones por 10 UTM cada uno.

Cuatro furgones también sometidos a revisión cumplían con todas las exigencias legales.

Luego de este control iniciado a las 6:30 de la mañana se practicó otro en Teno. Esta vez, el objeto de la fiscalización fueron dos packing frutícolas que la superaron sin multas.”

Deja un comentario

Deja un comentario