Una modificación que establece similares sanciones para quienes cometan delitos en espectáculos deportivos amateur, establece el proyecto de ley aprobado por la Sala de Diputados y que modifica la Ley sobre Violencia en los Estadios.
El proyecto, que recoge la propuesta de distintas iniciativas parlamentarias, incluye una moción del diputado Germán Verdugo, que busca asimilar las penas, castigando con presidio menor en su grado medio -salvo que el hecho delictual merezca una pena superior-, los delitos cometidos antes, durante o después del evento deportivo amateur. “Ello incluye a quienes porten armas, elementos u objetos para perpetrar algún delito, o incitar a cometer los mismos”, explicó el congresista por Talca.
El diputado señaló que la propia norma vigente establece que “si las conductas fuesen constitutivas de otros crímenes o simples delitos, se impondrá la pena mayor asignada al delito más grave”. Obviamente – dijo- “existen penas accesorias como la inhabilidad para ser dirigente o la prohibición de asistir a espectáculos deportivos, entre otros”, añadió.
Otras disposiciones
El legislador señaló que el proyecto, aprobado por la Sala y despachado al Senado en segundo trámite, establece, además, las condiciones de seguridad, así como los casos en que un evento podrá ser calificado de alto riesgo para la seguridad pública.

Igualmente, se prohíbe a los representantes legales de las organizaciones deportivas, miembros de directorio y accionistas de sociedades anónimas deportivas entregar personal o indirectamente cualquier tipo de financiamiento o apoyo económico o material a la barra o integrantes de ella.

En una línea similar, se estableció que los representantes legales de los clubes participantes en el espectáculo, que, por negligencia o descuido culpable en el cumplimiento de sus obligaciones contribuyeran o facilitaren la comisión de algunos ilícitos tipificados en esta ley, serán sancionados con multa de doscientas a cuatrocientas unidades tributarias mensuales, a beneficio fiscal, que se duplicará en caso de reincidencia.

Finalmente, señaló que se fijó que los clubes serán solidariamente responsables de los daños patrimoniales, así como a la propiedad pública y privada, que integrantes de sus barras ocasionen con motivo de la realización de un espectáculo de fútbol profesional.

Deja un comentario

Deja un comentario