El proyecto anunciado por el gobierno “constituye un paso necesario para garantizar la protección de la comunidad y sancionar como corresponde a quienes atentan contra el orden público”, dijo el legislador.

“Lamentablemente son muchos los que ocultan su identidad bajo una capucha para no sólo atentar en contra de la seguridad y orden público, sino también para agredir impunemente a Carabineros. Estas situaciones deben llegar a su fin”, bajo este argumento, el diputado (UDI) por el distrito 39, Romilio Gutiérrez, destacó el proyecto de ley elaborado por el Ejecutivo que busca fortalecer el resguardo del orden público, calificando la medida como – según explicó – “como un paso necesario para garantizar la protección de la comunidad y sancionar como corresponde a quienes atentan con violencia y desmanes contra el orden”.

Gutiérrez explicó que la iniciativa busca establecer la responsabilidad penal para quienes participen en desórdenes públicos, agravando además las sanciones en contra de las personas que, ocultando su identidad, cometan algún delito. “Asimismo, se faculta a las fuerzas de orden para solicitar la entrega voluntaria de grabaciones y filmaciones que puedan servir como medio de prueba ante la ocurrencia de un delito, sin necesidad de una orden previa emitida por el fiscal”, dice.

En esa línea, el legislador gremialista fue enfático en señalar que “el camino de la violencia, los desmanes y las agresiones nunca ha llevado a nada productivo, es por ello que el foco está centrando en combatir la delincuencia con mano dura, para así garantizar el respeto hacia Carabineros y los derechos de esa inmensa mayoría de compatriotas que quiere un país en paz”.

Es por ello, que Romilio Gutiérrez, destacó que “estamos tomando el toro por las astas para terminar con los desórdenes, saqueos y desmanes de diversa índole, así como para garantizar el respeto hacia nuestra fuerzas de orden y seguridad. La lucha contra la delincuencia es una batalla en la cual toda la sociedad chilena debe permanecer unida”, concluyó.

Deja un comentario

Deja un comentario