La Cámara Baja dio su aprobación a un proyecto de acuerdo que solicita al Ejecutivo evaluar y acoger la implementación de Orientadores Familiares en los recintos educacionales para guiar a los escolares en el desarrollo de la vida en sociedad.

Como “un gran salto hacia la concreción de un proceso educativo integral” fue calificada por el diputado de la UDI e integrante de la Comisión de Educación, Romilio Gutiérrez, la aprobación que la Cámara Baja dio a un proyecto de acuerdo que pretende dotar a los establecimientos educacionales de un equipo docente-profesional que estimule a los estudiantes a desarrollar actitudes que promuevan la sana convivencia y la vida en familia.

Al respecto, Romilio Gutiérrez expresó que “es vital que velemos por la integración en la sociedad de estas vidas en formación, por lo que resulta fundamental la intervención de Orientadores Familiares en los recintos educacionales, cuya visión sobre la persona y sus circunstancias permitirá erradicar situaciones poco adecuadas, como lo violencia que a diario vemos en muchos de los colegios del país”.

“Es en el colegio, en las escuelas y liceos, donde los menores reciben la información y conocimientos sobre el mundo en el que viven y deberán desenvolverse. Allí toman conciencia de sus experiencias, aprenden a desarrollar todas sus capacidades personales y reciben el estímulo necesario para el aprendizaje y expresión de habilidades sociales”, explicó el legislador.

En esa línea, el diputado Gutiérrez indicó que “la familia, y la conjunción de muchos otros factores asociados a ésta, tienen una influencia de entre un 40% a un 60% sobre los logros escolares. Entonces, conocer la organización de la familia, el énfasis en el aprendizaje de habilidades sociales el clima afectivo-positivo familiar, el grado de estabilidad emocional que es entregada por los padres y la participación familiar en las tareas escolares, permite hacer un diagnóstico real para mejorar el trabajo que el establecimiento educacional realiza con cada uno de sus alumnos”.

“Sin embargo, pese a que esta dimensión fue recogida en la Reforma Educacional, no se ha podido corroborar su impacto, ya que el Sistema de Medición de Calidad de la Educación (Simce) no la incluye”, agregó Gutiérrez.

Por lo anterior, la iniciativa aprobada por la Cámara de Diputados solicita al Presidente de la República y al Ministerio de Educación que se evalúe y acoja la creación del cargo de Consejero Educacional, función que deberá ser desempeñada por Orientadores Familiares en todos los establecimientos educacionales de carácter municipal.

“La educación del siglo XXI no puede limitarse únicamente a la entrega de conocimientos académicos. Debemos velar por fomentar el estímulo de mejores habilidades sociales, emotivas y de auto-control para contribuir al desarrollo integral de todos los miembros de una comunidad escolar”, finalizó el diputado Gutiérrez.

Deja un comentario

Deja un comentario