Plan de Oncología de la U. Católica del Maule se une al Hospital Regional de Talca en la lucha contra el cáncer que mata a más de 70 mujeres cada año en el Maule.

En el hall del Centro Diagnóstico Terapéutico (CDT) del Hospital Regional de Talca profesionales de la Unidad de Oncología del recinto, junto a académicas y estudiantes que integran el Plan de Oncología de la UCM, desarrollaron una actividad de difusión de conductas de prevención en torno a los cánceres más habituales que ocurren en Chile. La actividad nace en el marco de la conmemoración del mes del cáncer de mamas, que este año tiene un fuerte énfasis en la prevención y la detección temprana de cualquier anomalía, «hay que hacer promoción y detección temprana de la enfermedad porque nos dimos cuenta que muchas mujeres no sólo no se hacen la mamografía, sino que no saben que a partir de los 20 años deben aprender a conocer su cuerpo a través del autoexamen de mamas?, señaló Elena Monsalve, enfermera encargada de vinculación con la comunidad del PMI en Oncología de la UCM.
En Chile las cifras generan alarma. Según el MINSAL el año 2010 fallecieron 1.297 mujeres por cáncer de mamas, mientras que en 2012 fueron 1.367 y en 2013, 1.025.
En tanto en nuestra región, es la quinta causa de muerte con un promedio de 52 defunciones anuales entre los años 2000 al 2011, este último año con 75 muertes.
Pese a estas cifras funestas, el cáncer de mamas es una enfermedad que tiene altas probabilidades de recuperación si es descubierta de manera temprana, y por lo tanto el tiempo de sobrevida mejora con el tratamiento adecuado, «junto con el PMI Oncología de la UCM estamos orientando a los pacientes que llegan hasta el Hospital Regional de Talca y sus familias, porque con la educación podemos lograr que las personas lleguen antes a la consulta o se diagnostique en una etapa primaria, donde si podemos contar con tratamientos que les puedan salvar la vida y no sólo procedimientos del tipo paliativo.
El llamado a todas las mujeres es a reforzar el autocuidado, es decir «hacerse las mamografías a partir de los 40 años de edad», señaló la enfermera Lucía Díaz, coordinadora de la Unidad de Oncología del Hospital Regional de Talca.
Lo recomendable es que las mujeres se hagan una mamografía una vez por año y si se tiene un riesgo alto de tener cáncer de mamas, ya sea por antecedentes familiares es indicado realizarse dicho examen a partir de los 30 años, todo conversado antes con un profesional. En el caso de las mujeres entre los 50 y 59 años, independientemente sean Fonasa o Isapre, tiene derecho a de hacerse una mamografía cada 3 años sin costo, sin embargo, según el MINSAL sólo un 30 por ciento de las mujeres aprovechan este beneficio, que finalmente es la única forma de detectar alguna anomalía y así la posibilidad de tener luego un tratamiento oportuno.

Deja un comentario

Deja un comentario