​Frente a las ex Escuelas Concentradas la Coordinadora Nacional de Atención en VIH/Sida y el Centro Social Mujeres Maulinas convocó a la ciudadanía a conmemorar la celebración del Día de Cero Discriminación, con especial énfasis en las personas que viven con VIH.

En el lugar se hicieron presentes la Seremi de Salud Dra. Valeria Ortiz, la representante del Servicio de Salud Maule Dra. Soledad Cifuentes, el Seremi de Gobierno Hernán Nuñez, representantes del Sernam y numeroso público.

Un personaje que llamó la atención fue Condonito, estimulando la prevención del VIH/Sida y otras enfermedades de transmisión sexual a través del uso consistente del preservativo.

En diciembre de 2013 la Organización de las Naciones Unidas para el Sida (ONUSIDA) estableció el 1 de marzo como el Día Mundial de Cero Discriminación con el fin de generar un instancia  para promover y celebrar el derecho de cada persona a vivir con plena dignidad, independiente de factores como su aspecto, raza, religión, su orientación sexual, su lugar de procedencia o su estado de salud.

​“Es importante poner el tema de la discriminación sobre la mesa, para que se hablé, para que se discuta, para prevenir. El Ministerio de Salud apoya el uso del preservativo y hemos realizado campañas con este fin. Esta es una tarea de todos y no sólo de salud”, afirmó la Dra. Ortiz. “El año 2015 han sido notificadas 106 personas, lo que no deja de ser impactante, por eso estamos trabajando con las organizaciones de la sociedad civil para enfrentar en conjunto este tema”, agregó la autoridad de salud.

Michael Díaz, Secretario Ejecutivo de la Coordinadora Nacional de Atención en VIH/Sida manifestó su satisfacción por el éxito de la actividad señalando que “Naciones Unidas nos pidió impulsar actividades para conmemorar este día ya que esta campaña permite visibilizar la problemática de la discriminación, en especial hacia personas que viven con VIH/Sida”.

Díaz reveló que el 50% de quienes viven con VIH/Sida no conocen su diagnóstico y una de las principales causas de esa situación “es el estigma y la discriminación asociada. De ahí la importancia de generar un diálogo en la comunidad sobre el drama de la discriminación y fomentar la información, la conversación en familia y en los colegios. Nos interesa fomentar un marco de acción hacia el respeto, la tolerancia y la inclusión social de quienes viven con VIH”, puntualizó.

El dirigente reconoció que desde hace una década ha habido un gran avance con leyes como el Auge que incluyen la atención integral de las personas con VIH, la ley Zamudio que sanciona todo tipo de discriminación, pero que se debe seguir avanzando en la integración de quienes viven con VIH.

Por su parte la Dra. Soledad Cifuentes coordinadora de Dispositivos de Atención a Usuarios del Servicio de Salud Maule destacó que “en nuestra región se cuenta con los equipos y la farmacoterapia para atender y realizar los tratamientos para estos pacientes. Es un tratamiento accesible, garantizado por ley y por lo tanto todos quienes lo requieran son atendidos en nuestra red de establecimientos públicos”, dijo.

​Hernán Núñez, Seremi de Gobierno énfatizó en la necesidad de un cambio cultural para dejar de lado todo tipo de discriminación. “La discriminación no se termina con leyes, ni con decretos sino con cambios culturales, por eso nos súmanos con fuerza a esta campaña impulsada por la ONU. No queremos una sociedad que discrimine, por eso impulsamos la ley de Inclusión en la educación y la gratuidad, para apoyar la integración a todo nivel”, señaló.

La actividad fue calificada de altamente exitosa tanto por la Coordinadora Nacional de Atención en VIH/Sida como por el Centro Social Mujeres Maulinas que integran la red de organizaciones de la sociedad civil vinculadas a la prevención y la no discriminación.

Deja un comentario

Deja un comentario