Se trata de una investigación que la fiscalía venía encabezando desde hace ya varios meses y que se desarrolló en conjunto con la propia institución de Gendarmería. De esta forma el profesional paramédico que se desempañaba en funciones en el servicio médico de la cárcel de Talca logra ser detenido cerca de las 23 horas de este martes justo en momentos que ingresaba al centro penitenciario con el fin de distribuir la droga entre internos adictos que le pagaban por ello.

El fiscal especialista en delitos de droga Francisco Soto señaló que “esta investigación en julio del 2015 y se inicia a raíz de denuncia de Gendarmería de Chile en atención a antecedentes que daban razón que un funcionarios de Gendarmería específicamente un paramédico del Centro de Cumplimiento de Talca estaba introduciendo especies prohibidas al interior del recinto, específicamente droga, celulares y otras especies. Fue ordenada una investigación por parte del Ministerio Público al Departamento de Inteligencia de Gendarmería de Chile con el objeto de esclarecer los hechos, los cuales revestían verisimilitud ya que la fiscalía contaba con antecedentes anteriores respecto de denuncias en contra de esta persona y que no había sido posible reunir medios probatorios suficientes”

De esta manera se pudo constatar que el imputado portaba 400 papelillos de marihuana escondido en embaces de shampoo, a ello se suman dos celulares, 90 fármacos y la suma de 90 mil pesos en dinero efectivo.

El Ministerio Público solicitó ampliar el plazo de la detención del paramédico hasta el viernes a las 10:30 horas con el fin de afinar los cargos por los cuales será formalizado y reunir otros antecedentes relacionados con hechos en donde estaría involucrado el imputado.

Deja un comentario

Deja un comentario